Tener una casa es uno de los primeros pasos para independizarte, sin embargo es algo que no debe tomarse a la ligera; es por eso que te compartimos algunos consejos para que al comprar un inmueble logres una inversión de forma inteligente.

Lo primero que debes tener en cuenta es cómo se encuentra tu situación financiera actual y pensar en si tus ahorros son o no suficientes para cubrir el enganche y otros gastos que consideres necesarios; en caso de que tu dinero no sea el que requieres tampoco es tan grave, ya que puedes optar por diversas opciones de financiamiento como instituciones bancarias o gubernamentales.

Solucionado el tema financiero, puedes hacer una lista de requisitos acerca de cómo sería tu casa ideal y con esa base ir consultando opciones; al momento de visitar el inmueble de tu interés aprovecha para hacer todas las preguntas que consideres necesarias al asesor. Desde el principio debes tratar de elegir una casa que se adapte a tu estilo de vida.

Es importante que la ubicación de la casa te brinde tranquilidad, comodidad y seguridad; también debe contar con áreas verdes y lugares de esparcimiento. Si aún no tienes idea de en qué zona comprar, en Residencial Gran Santa Fe Norte la distribución es con áreas cerradas y cada una cuenta con áreas verdes y parques; de hecho recientemente inauguraron un parque con áreas de entretenimiento y para hacer ejercicio; también cuentan con ciclovía y hasta lagos artificiales autosustentables. Entre las comodidades básicas es importante verificar que sea una zona urbanizada, con alumbrado exterior, pavimentación de calles y avenidas, cableado subterráneo y establecimientos de diversión, alimentación y salud cercanos.

Uno de los puntos principales para comprobar la seguridad es que el sitio cuente con entrada tipo cerrada con un solo acceso y caseta de vigilancia, así como verificar si hay patrullas de manera continua cerca y cámaras de la estación de policía instaladas en las avenidas principales; un ejemplo de todo ello es Gran Santa Fe Norte, donde te garantizan la mayor seguridad, pues toda la residencial está construida a modo de cerradas cada una con su propio acceso y caseta.

Al contar con esos aspectos, no será necesario dotar a tu casa con rejas que en ocasiones arruinan la fachada y podrás salir a caminar o correr a cualquier hora sin pasar por tanto riesgo.

Cuando cheques las opciones, analiza las características de cada vivienda tales como el número de recámaras principales y baños, si cuenta con patio o terraza, los metros cuadrados del inmueble y si es posible o no ampliarlo a futuro; para que no pierdas ningún detalle puedes llevar un registro con toda la información que tengas de cada opción. No tengas miedo de dar varias vueltas por la misma casa hasta sentir la seguridad de comprarla.

 

NO OLVIDES

Buscar asesoría especializada.

Comparar opciones.

Hacer una lista con preguntas para el vendedor sobre todas tus dudas.

Platicar con los vecinos acerca de la zona.

Verificar que la estructura no tenga inconvenientes (puedes asesorarte con algún ingeniero o arquitecto).

Visitar la zona en distintos horarios.

1 / 4