Si eres una persona a la que le gusta siempre estar defendiendo lo que consideras justo y tutelando el bienestar de los demás, entonces la Licenciatura en Derecho es la indicada para ti.

Aunque pudiera parecer una carrera muy saturada, la realidad es una muy buena opción ya que cuenta con diversas áreas jurídicas para desempeñarse tales como el derecho laboral, mercantil, administrativo, penal, civil, aduanero, fiscal, ecológico, agrario, electoral, de amparo y derechos humanos.

En la Universidad Vizcaya de las Américas puedes cursar esta licenciatura en un sistema cuatrimestral con duración de tres años y optar por los modelos escolarizado o sabatino. Un plus de la universidad es que la metodología educativa no se queda sólo con un enfoque teórico, sino que se enfocan en el campo real a través de distintos proyectos e incluso en sus instalaciones cuentan con una sala de juicios orales, en la que los estudiantes ponen en práctica sus habilidades y estar listos para cuando deban enfrentarse a un juicio.

“Buscamos que el aprendizaje sea en entornos reales; todos nuestros asesores están dentro del entorno laboral ofreciendo su experiencia profesional al alumnado, lo que nutre el conocimiento que hay en el salón de clases”, explicó Sisi Zacarías Ojeda, coordinadora de la licenciatura en la Universidad Vizcaya de las Américas. La idea es que sus alumnos sepan cómo aplicar la legislación y a qué institución dirigirse para prestar una consultoría de manera integral.

Además, cuentan con diversos convenios con entidades públicas y privadas haciendo que las prácticas profesionales y el servicio social resulten muy atractivos para los estudiantes, que buscan tener un primer acercamiento con la vida laboral y posicionarse en el mercado. “Nuestros alumnos conseguirán todos los conocimientos relacionados con la historia, teoría y práctica de cada una de las ramas tradicionales del derecho público, privado y social. Abarcando tanto la legislación a nivel estatal y nacional como todo el campo normativo del derecho internacional, negocios y tratados internacionales y un alto enfoque en derechos humanos”, agregó.

“Una de las ventajas que tienen los licenciados en derecho es que pueden trabajar en el sector público, en el privado o ser abogados postulantes, es decir tener su propio despacho; entonces campo de trabajo para un abogado siempre habrá”, aseguró la coordinadora.

Al egresar, el estudiante podrá prestar sus servicios profesionales en despachos jurídicos, el poder legislativo, el poder judicial, organismos de la sociedad civil, instituciones educativas o de investigación al igual que desempeñarse como abogado litigante, asesor, consultor o auditor legal, juzgador y docente.

1 / 4