Todo comenzó una noche cuando Yeya platicaba con ella misma y se preguntó: “¿Qué no has hecho que siempre has querido hacer y no has podido por circunstancias de vida?” Esa noche, se respondió: “¡Diseñar!”

Yeya siempre deseó plasmar su esencia, sentimientos, estados de ánimo y estilo; así fue como lo resumió todo en una bolsa. Su sueño fue que cada persona que tuviera una bolsa diseñada por ella posea un pedazo de sus sentimientos y estilo. Para comenzar este sueño, tenía claro que necesitaba aprender sobre la marroquinería, el proceso que requiere la piel de los animales para convertirse en cuero.

Para Yeya fue muy difícil ya que la marroquinería es un arte muy antiguo utilizado principalmente en Italia; es admirado y cotizado en todo el mundo por su delicada forma de producirse pues se valoriza el tiempo, la precisión y dedicación para cada uno de los artículos. Se trata de productos 100% hechos a mano.

Después de días de búsqueda encontró un diplomado en la Ciudad de México y decidió tomarlo, a pesar de que sabía que iba a extrañar a sus hijos, continuó con su sueño, siempre de la mano de su esposo, un compañero fiel en esta nueva etapa.

Juntos rentaron un departamento a tres cuadras de su casa de estudios y comenzaron una nueva aventura.

De la mano de su profesor, Juan comenzó con un diplomado personalizado en el que día tras día fue aprendiendo todas las técnicas necesarias para crear una marca única que representara toda su esencia y amor por las raíces mexicanas.

Pasando el mes de aprendizaje y acompañada de nostalgia y lágrimas tuvo que decir adiós. Una experiencia única llena de cosas positivas, frío, cansancio, enfermedades y una tarde excelente en Garibaldi, que se quedarán en la mente de Yeya por siempre.

Estudiar siempre de la moda, tendencias, y estar siempre a la vanguardia han dejado en claro la calidad y el diseño de estas bolsas que acompañan a las mujeres empoderadas como Yeya Villamil día a día.

Cabe recalcar son una empresa familiar, 100% Yucateca fundada en el año 2018, en la que diseñan y producen modelos vanguardistas mezclando la piel y cuero con diferentes materias primas resaltando el trabajo artesanal mexicano. Su mayor objetivo es satisfacer las necesidades de sus clientes cumpliendo aspectos prácticos, funcionales y emocionales a través de los artículos plasmados en sus diseños.

Uno de sus objetivos principales es que cada cliente reciba el producto elegido con la más alta calidad, prontitud de entrega y producir una sonrisa y emoción al recibirlo.

1 / 4