Tras 4 años de inactividad, el proyecto musical Tame Impala está de vuelta para deleitar a sus seguidores con su nuevo álbum de estudio titulado “The Slow Rush”, mismo que cumple con su promesa de incorporar sonidos nuevos.

La banda de indie proveniente de Australia inició el pasado año 2019 lanzando los temas “Patience” y “Borderline” en marzo y abril, respectivamente; estos abrieron paso a las especulaciones con respecto a un posible nuevo álbum, sospechas que no fueron confirmadas hasta el mes de octubre de dicho año con la publicación de un teaser en su página web oficial, el cual en el último instante revelaba el anuncio del disco: “The Slow Rush” – 2020.

El esperado sucesor de “Currents” (2015) se materializó el 14 de febrero pasado con una colección de 12 canciones inéditas, donde la elegía y el concepto mismo del álbum abordan la particular forma de Kevin Parker de percibir el tiempo. La vibra que irradia es nostálgica haciendo referencia al pasado, a confrontaciones del presente y los riesgos y retos que implican el futuro. En pocas palabras, el material es un recorrido completo por la mente de Parker. Con respecto a lo anterior, en una entrevista del 2019 para The New York Times, el líder australiano comentó: “Muchas de las canciones hablan del paso del tiempo, de ver pasar tu vida como destellos ante tus ojos, ser capaz de ver claramente tu vida desde un determinado punto. Yo he sido barrido por esa noción del paso del tiempo. Hay algo muy embriagador en ello”.

El material discográfico fue grabado entre Los Ángeles y Australia, y todas las melodías fueron producidas, grabadas y mezcladas por Kevin Parker —líder o miembro único— de Tame Impala. Incluye motivos sonoros de estilo disco, dance, noventero, y algo de pop, al mismo tiempo que el instrumento musical protagónico es el piano, principal conductor de las melodías. La portada del álbum fue hecha en colaboración con el director, artista y fotógrafo Neil Krug, misma que pretende plasmar la fragilidad de la humanidad ante la grandeza de la naturaleza.

Hemos sido testigos de la creatividad de Kevin Parker a través de los años, haciendo música con múltiple cantidad de artistas tales como Mark Ronson, A$AP Rocky y Lady Gaga, entre otros. Sin embargo, pese a no ser un álbum favorito, con “The Slow Rush”, Tame Impala se consolida como una de las más valiosas e innovadoras propuestas actuales en la industria musical.

1 / 5