Mauro Conforti, uno de los músicos más versátiles, innovadores y un fiel defensor del rock argentino visitó Mérida por primera vez para presentar su nuevo material, “La bestia de la energía”.

El disco, ya disponible en físico y todas las plataformas digitales, incluye 11 temas, entre ellos cuatro colaboraciones con reconocidos músicos argentinos y la mexicana María Barracuda. “Aunque las canciones se compusieron sin pensar que serían grabadas por semejantes artistas, cuando fueron apareciendo parecían hechas justo a la medida”, explicó Mauro durante la entrevista.

“Me siento muy contento, es la materialización de un trabajo arduo de dos años, fuimos calmando la ansiedad con micro lanzamientos de sencillos, lo siento como una declaración de principios con grandísimos invitados que son pequeños sueños cumplidos”, añadió.

Y es que cualquiera que sea fan del rock argentino entiende la relevancia de compartir un tema con Fito Páez, uno de los exponentes más importantes del género; la colaboración se dio gracias a que Fito grabó los demos de su material más reciente en el estudio de Mauro, donde enseguida tuvieron una gran química e incluso le dejó unos teclados para que puedan usarse, fue así que nació el tema “Nada de lo que vendrá”, primer sencillo del material.

“Qué mejor oportunidad que tener una canción con Fito Páez, soy su fiel admirador; el tema ya estaba hecho a su estilo y el de Charlie García influenciados por un Prince de los años ochenta”, agregó.

En el caso de Ariel Rot, no era la primera vez que trabajaban juntos pues Mauro fue el tecladista de su banda durante la última gira por Buenos Aires y aunque tenía muchísimas ganas por grabar con él, al principio parecía imposible pues Ariel estaba fuera de Buenos Aires; por suerte tuvo un viaje que coincidió con las fechas de las grabaciones y se pudo sumar. “Es el tema más clásico del disco, una versión en castellano de ‘Take me back’, de Elton John, explicó.

“Estoy súper orgulloso de haber tenido estas colaboraciones que se dieron desde el respeto artístico y no desde la imposición de un sello discográfico multinacional”, agregó.

Este es un año muy importante para Mauro no sólo por el lanzamiento de su tercer álbum sino que cumple 10 años con su estudio de grabación y 9 con su proyecto musical al lado de “La vida marciana”.

“Se siente un poco más fuerte, 10 años es mucho y la verdad me siento bastante bien parado en el ámbito creativo. En el estudio somos un gran grupo que a pesar de los años seguimos juntos, es un lugar muy lúdico lleno de memorabilia geek, mucha arte de mis videoclips y lo disfruto mucho, yo digo que es mi baticueva”, platica Mauro durante la entrevista.

Para describir su estilo musical, Mauro pasa apuros pues sabe que tiene un montón de influencias. “Podría ser un rock argentino con una pizca de pop, pero también tengo influencias del rock inglés y estadounidense, también un poquito del tango que no se ve del todo pero ahí está”, explica el artista.

Siendo contemporáneo de Soda Stereo, Charly García, Fito Paez, Luis Spinetta y Calamaro para Mauro el “rock argentino es el mejor sin lugar a dudas”. Aunque también, tiene una fuerte conexión con México pues desde su llegada en el 2015, se dio cuenta del “amor y respeto que tienen los mexicanos” por la música argentina, lo cual hace que “la valore más”.

“Yo creo que hay un puente de música entre Argentina y México que surgió desde los años ochenta. Algunas bandas llegaron a ser tan grandes en ambos países y otras solo triunfaban aquí. Yo vengo siempre y tengo una gran relación con el público mexicano, son muy despiertos, tienen el oído muy fino, supieron valorar lo que hago y estoy eternamente agradecido con eso”, enfatizó.

Ahora que podría parecer que el reggaetón es más popular, Mauro difiere con ello asegurando que “el rock no ha muerto, dicen que está enterrado por culpa del reggaetón pero no es así, el reggaetón se entierra solo y el rock es como la naturaleza que siempre encuentra la forma, las canciones buenas se quedan y las seguimos cantando”.

En muchas ocasiones, ha sido catalogado como el “músico de la autogestión” y Mauro explica que eso se debe a que le gusta involucrarse mucho. “No es que no sepa delegar pero me gusta involucrarme en la parte estética, en la del ‘bussines’ quisiera no hacerlo tanto pero a veces no queda de otra”.

El consejo que le da a los jóvenes músicos es que “entreguen el corazón en todo lo que da y empiecen a investigar un poco, que no les pase todo tan rápido y aprovechen este momento de transformación, las cosas bien hechas no pueden pasar desapercibidas y hay gente que lo valora”.

Gracias a su consistencia y música de calidad es que ha ido logrando cada uno de sus sueños como en el vídeo de “El encanto bajo el mar”, que realizó al estilo muppets y para el cual tuvo que trabajar durante un año entero. El buen resultado lo llevó a ganar varios festivales, recibir una felicitación de la hija de Jim Henson (creador de los muppets) y conocer el estudio dónde los fabrican en Nueva York.

“La satisfacción que se siente cuando los sueños se realizan es enorme; entre las mayores están los 10 años del estudio, las colaboraciones del disco, tener la aceptación de maestros míos del rock, tocar con músicos increíbles como lo son los de ‘La vida Marciana’, hacer lo que me gusta, ser feliz, poder subir a un escenario y ser joven por siempre”, confiesa.

1 / 5