Hari Sama es un cineasta mexicano egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica y que lanzó su opera prima en el 2003; ha ganado varios premios en festivales por su labor fílmica. Recientemente experimentó con la pantalla chica y ahora trabaja en su próxima película.

El cineasta fue encargado de dirigir una capítulo de la serie “Érase una vez”, producida por Pitipol Ybarra y disponible a través de Blim. La serie se conforma de 12 capítulos independientes, todos basados en cuentos clásicos en los que se busca exponer situaciones de la realidad actual a través de géneros como el thriller o suspenso.

Su visión ayudó a que el capítulo de “Pinocho” tenga un gran sentido cinematográfico que se ha visto poco en la televisión mexicana. “Estamos muy contentos con la fotografía, mucho más naturalista, aunque teníamos que correr muchísimo por la gran cantidad de locaciones; uno de los mayores retos precisamente fue lograr hacer todo lo que tienes que hacer en poco tiempo”.

Su ópera prima “Sin ton ni Sonia” lanzada en 2003 y con la participación de Cecilia Suárez y José María Yazpik fue ganadora del “Premio del público” en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara. “Llevo más tiempo dedicado al cine y tengo varias películas, la que personalmente me gusta más es “El sueño de Lu”, luego hice “El despertar del polvo”, que fue un filme más experimental pero al que le fue muy bien; tengo un documental que espero estrenar esta año y en febrero voy a filmar una nueva película que nos tiene muy entusiasmados en mi casa productora Catatonia”.

Experiencia en festivales

Su más reciente largometraje “El despertar del polvo” tuvo un gran circuito en diversos festivales como el Festival Internacional de Cine Unam, Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y el Riviera Maya Film Festival donde ganó el premio a “Mejor película”.

Al preguntarle si ha tenido algún acercamiento con el Festival Internacional de Cine de Mérida y Yucatán explicó que aún no, pero su experiencia en el festival de la Riviera Maya fue muy grata. “En Yucatán no he tenido la oportunidad y la verdad me encantaría, es un estado que adoro y la capital es un lugar muy importante en vida, así que estoy esperando a que me inviten”.

Sobre su nuevo proyecto adelantó que es un guion que escribió con un par de amigos y cuenta la historia de “un chavo que crece en Satélite y por azares del destino acaba teniendo un encuentro con lo que era la escena underground del Distrito Federal en los ochenta, una época sin conciertos de rock y en la que los jóvenes no podrían reunirse, pues continuaba la dictadura de los 70 en México a través de la policía judicial atormentando a los jóvenes”.

El personaje principal entra en contacto con gente muy interesante, teatral y llamativa relacionada con el punk electrónico y las artes plásticas eso lo lleva a tener una serie de aventuras, descubrir las drogas y llevarse un gran aprendizaje; todo situado en el verano de 1886 con el mundial de fútbol como escenario.

“Estamos muy prendidos porque yo soy músico y desde hace tiempo me interesaba contar esa historia, me resuelve una cuestión de vida muy importante”.

El proyecto fue ganador de Eficine por lo que justo ahora se centra en encontrar a los actores para iniciar el rodaje a principios del próximo año.

Para Hari, lo más apasionante del cine es la creación de personajes aunque como director le gusta todo. “Hay un diálogo muy grande entre muchas disciplinas como música, fotografía y arte dramático; he crecido como alguien multidisciplinario porque soy director y músico pero también me gusta actuar, entonces lo que me apasiona de hacer películas es que puedo ir de una cosa a otra y no está mal visto”.

Sobre su visión explicó que todo lo que hace tanto en cine como en la música tiene como “trasfondo el asumir o aceptar que la vida es muy dura y dolorosa pero siempre vale la pena vivir. No soy un director que solamente habla del horror y la existencia humana como denuncia”. Aunque sabe que en los festivales les interesa mucho esa mirada del cineasta de exponer que no hay una solución, él no cree en eso como ser humano y por lo tanto le “interesa dejar espacios de luz aún en las películas más duras y tristes”.

Faceta musical

En cuanto a la música, desde hace cuatro años comenzó el proyecto Eurídice con un estilo de post punk influenciado por la música de los ochenta. A la par, está a unas semanas de presentar su nueva banda llamada “El expediente Sama” al estilo tripa hop y folk en español. “El primer sencillo se llama “Bajo el agua” y vamos a estrenar el vídeo el 14 de noviembre durante nuestra presentación en la capital del país. El EP completo que incluye cuatro canciones ya está disponible en todas las plataformas virtuales de música como Spotify y Deezer”. En el proyecto, Hari es el frontman y se acompaña por el guitarrista Paul Zamora, el baterista y tecladista Miguel Collado, y la actriz Andrea Portal en los coros. “Estamos muy entusiasmados con este proyecto, lo amamos muchísimo y nos hace mucho sentido las letras y la música”, finalizó.

1 / 6