Hoy día, cualquier empresa o marca que quiera seguir activa en el mercado necesita tener presencia en redes sociales. Además de ser una catapulta para potenciar ventas, éstas permiten a las empresas crear confianza con sus clientes, ganando interacción y cercanía. Por eso, estar activos en redes ahora es casi una obligación para cualquiera.

Pero la pregunta del millón es: ¿Cuál es la red social perfecta para ti? Bueno, esto depende de cientos de factores, pero vamos a tratar de simplificarlos, ¿va? Existen decenas de redes sociales, pero hoy sólo nos enfocaremos en dos: Facebook e Instagram.

Así que vamos al grano. Tenemos que tomar en cuenta las principales diferencias entre sí. Lo primero que debemos destacar es que Facebook significa amplitud y reconocimiento; si no estás en él, no existes. Ésta funciona como agenda personal, donde te conectas con la familia, los amigos, te recuerda los cumpleaños, las noticias y los memes. Por el contrario, Instagram es usado para conectar con otros perfiles por sus gustos y aficiones, de manera más simple, donde lo visual lo es todo, dando más peso a las emociones y la humanización de la marca.

En Instagram debes tener noción en vídeo, diseño gráfico o fotografía; el tipo de publicaciones es muy limitado y necesitas sacarle el máximo provecho a todas las herramientas que tiene con contenido atractivo. Sin embargo, Facebook nos facilita varias formas de crear publicaciones, para que sean llamativas, como los Memes, entradas a páginas web y textos largos que invitan a abrir el debate.

Bueno, ya; ya sabemos un poco sobre las diferencias entre las dos, entonces, ¿cuál debo escoger? Recordemos que ambas nos permiten crear campañas publicitarias totalmente segmentadas según las características de cada producto o servicio que se quiera vender. Por eso, debes tomar en cuenta dónde podría estar tu mercado, y ahí enfocarte en impulsar tu negocio ¡sin dejar la otra a un lado!

Recuerda que lo que te sirve hoy puede que mañana deje de funcionar, cosa que muchos notamos en Facebook con cuentas de miles de seguidores y una interacción de menos del 10%, y piensas ¿a dónde se fueron todos mis “likes”? Bueno, esto influye en los algoritmos que están en constantes cambios y adaptaciones, por eso ahora ya no basta con sólo publicar la misma imagen y esperar que la interacción llegue sola. Tenemos que invertir en ADS.

Las ADS son una cantidad de dinero que se invierte en las publicaciones de redes sociales, es decir, los anuncios pagados, y sirven para impulsar tus “posts”, llegar al mercado que deseas y promocionar tus servicios. Hoy día, sin ADS es prácticamente imposible lograr la visualización en redes sociales, así que siempre ten destinado una cantidad para ellas ¡Son sumamente importantes!

Y volviendo al tema principal, aunque como tal no exista una respuesta correcta, lo mejor es empezar a probar en ambas cuentas hasta que notes las tendencias de tu público, donde son más activos, que les gusta y qué no, cómo interactúan contigo, a partir de eso podrás empezar a planear en donde es mejor invertir tu dinero y que otros aspectos debes mejorar.

Atrévete a probar diferentes publicaciones; aprovecha cada herramienta que nos dan, crea historias, vivos, eventos. ¡De todo! Conocer a tu público te ayudará a seguir una estrategia correcta para ti.

No olvides que hay muchos expertos que nos dedicamos a crear todo eso por ti, para llevar tu empresa al máximo y darte la visualización que buscas, así que investiga, prueba y pregunta hasta encontrar la mejor manera de que te funcione.

1 / 3