El cabello, así como la piel son igual de importantes, por eso es necesario cuidarlo desde ya, y una mejor manera de hacerlo es con productos fáciles de conseguir, a aprecios accesibles y con ingredientes naturales. A continuación te mencionamos algunos remedios caseros para el cuidado del cabello

Mascarilla de Maizena, miel y aceite

Para hacer esta mascarilla se necesitan los siguientes ingredientes: maizena, miel y aceite de almendras. En una olla agregar un vaso de agua, dos cucharadas de maizena, ponerlo a fuego medio (calentar) y estar dando vueltas a cada rato para que esta no se se queme. Una vez lista, la colocamos en un recipiente y se debe esperar un rato para agregar los demás ingredientes; después ya puedes agregar una cucharadita de miel y 3 cucharadas grandes de aceite de almendras. Aplicarla con cuidado, mechón por mechón, pasarla por todo el cabello y las puntas; asegurarse de cubrir todo el cabello. Lo siguiente es amarrarlo y dejarlo así por 1 hora, si quieres hasta 2. Después de eso, lavar tu cabello con tu shampoo y si gustas agregarle acondicionador, igual está bien. Enseguida notarás tu cabello más suave y brilloso en el buen sentido. Esta mascarilla la debes utilizar una vez al mes o cada 15 días, pero si tienes el cabello muy maltratado puedes utilizarla una vez a la semana.

Aceite de coco

Este aceite debe ser orgánico y natural, preferible para el uso de la cocina. Se puede aplicar cada vez que se vaya a lavar el cabello, una vez a la semana, dependiendo lo que necesite tu cabello, aunque no importa si está limpio o sucio. Untar en una espátula y de ahí aplicar el aceite en todo el cuero cabelludo con masajes. Primero se aplica en la parte de arriba y después en la de atrás; una vez que ya se tiene todo en el cuero cabelludo, ahora sí aplicarlo en todo el cabello. Lo puedes aplicar a mediados del cabello hacia las puntas o todo completo. Se recoge el cabello y se deja una hora o más, aunque se recomienda dejarlo toda la noche. Notarás los resultados cuando el cabello se vea más claro, esté más brilloso, suave y tenga más movimiento.

Miel y aceite

Otros ingredientes fáciles de conseguir, y de los mejores remedios que podrás encontrar, además de que quizás tengas en tu casa, son la miel y el aceite de oliva. Con sólo estos dos ingredientes podrás darle un cuidado a tu cabello dañado. La preparación es muy sencilla y fácil, en una taza debes mezclar la miel con el aceite de oliva. Ahora, una vez que la miel y el aceite ya están mezcladas, lo siguiente es agarrar un poco de la mezcla, para posteriormente comenzar a untarlo en el cabello, poco a poco por partes. Cuando ya esté aplicada la mezcla en todo el cabello deberás esperar de 15 a 20 minutos para después enjuagarlo o lavarlo.

Mascarilla de plátano, miel y aceite

Esta mascarilla es ideal para el cabello dañado por la plancha. Prepárala con sólo 3 ingredientes que encontrarás en tu hogar: medio plátano, una cucharada de miel y dos cucharadas de aceite de aguacate. Lo primero que debes hacer es agarrar un bowl, en donde machacarás el plátano, posteriormente agregarás la miel y el aceite, los irás revolviendo hasta que se forme una pasta. Una vez que tengas la pasta lista, lo que sigue es tomar un poco de ella y untarla en las zonas dañadas por la plancha, como las puntas. Debes dejarla en el cabello alrededor de 20 minutos. para posteriormente enjuagar muy bien con agua. Se recomienda utilizar esta mascarilla durante 8 o 10 días, pero puedes comenzar poco a poco para ver qué efectos y cómo va funcionando en tu cabello.

Aloe Vera con arcilla

Otro remedio para el cabello maltratado es el ya conocido Aloe Vera. Este ingrediente es ideal para reparar el cabello, pero combinado con otros, es aquí en donde la arcilla hace su función. Al combinar estos elementos se lograrán efectos positivos como la disminución de caída del cabello, un cuero cabelludo mucho más sano y la eliminación de células muertas. La preparación de esta mascarilla es fácil. Solo tienes que tomar un bowl, vertir en él seis cucharadas de aloe vera, luego hechas una cucharada de la arcilla verde y una de aceite de oliva; se mezclan y sigues moviendo hasta que se forme una pasta. Así como su preparación, la aplicación también es muy fácil. Sólo tienes que tomar un poco de la pasta ya formada para untarla en el cabello, deberás esperar 5 minutos y después enjuagar. El uso de la mascarilla puede ser una vez a la semana.

Tags :