El punto de reunión por excelencia y tradición en las noches de fin de semana de verano es el área de futbolitos de Chicxulub. Ahí te pones al día de los planes a armar con los amigos el resto de la noche, después de algunas retas y refrescarte con una paleta de coco.