Mario Morales Rubí un artista que logra despertar el alma de una flor.


Su primera exposición fotográfica es en la galería del Hotel Posada Toledo (58 con 57, Centro), donde tuvimos la oportunidad de platicar con él para que nos contara un poco de sus obras y aspiraciones.

Mario, cuéntanos ¿De qué se trata hiperlúcido?

“Hiperlucidez es la experiencia de sincronización de la visón etérica con la visión física, observar desde el punto de vista físico y a la vez –mirar desde arriba-, alinear las dos perspectivas para captar el alma de un ser, elemento o suceso en el espacio-tiempo. La vista física es líneal, la etérica o del cuerpo astral es radial, esférica, empática. Se posa en el alma de otro para entender su naturaleza ¡Nuestra naturaleza!”

10841525_10154984143120643_1860104141_n¿Es la primera vez que expones?

“Es la primera vez que exhibo mi trabajo, antes simplemente no era el tiempo”

Cuéntanos de los títulos de las obras:

“Cada fotografía habla de nosotros, la consciencia universal de la geometría y la luz, los misterios de la naturaleza y el tiempo. A la vez hablan de mi historia, una más en el universo, fractal de la eterna danza entre la luz y la oscuridad, de todo lo que es, todo lo que somos

¿Cuántas obras expondrás?

“29, a los 29…”

¿En qué te inspiraste para captar estas imágenes?

“Un día en mi vida, mi percepción del tiempo y el espacio cambiaron mucho, para el alma el tiempo y el espacio no son relevantes. Cuando el corazón busca, el alma explora, y se pueden ver muchas cosas, se sienten muchas imágenes cuando el corazón abre la conciencia. La visión etérica que experimentamos soñando, puede usarse estando despierto para ver el alma de una flor, o la estructura del cosmos en un mineral, o sentir el ángulo de más belleza en un reflejo, como si todo fuera un mensaje de belleza que descifrar, y en el corazón y la intuición está la brújula”.

¿De cuándo a cuándo estarán las obras exhibidas?

Del 20 de diciembre del 2014 al 2 de enero del 2015.

¿Se encuentran a la venta?

“Sí, también busco apadrinamiento de obras para montarlas y exhibirlas en exposiciones futuras”.

¿Cuál es el objetivo de esta exposición?

“Conectarnos con el espíritu de la tierra y el universo, los colores, la energía misma; liberarnos y balancearnos, reconocernos; como infinitos, como espíritu universal, como percepción, como consciencia. Hacernos conscientes del cuerpo astral que siempre hemos sido”.

IMG_0295-3Háblanos un poco de ti ¿Qué te llevó a dedicarte a la fotografía?

“Estar en contacto con espacios naturales salvajes me despertó como hijo de la tierra y la naturaleza eterna antes que de la civilización y sistemas de creencias humanos, ahora nos toca hacer entrar al planeta en un estado de resonancia armónica, y se logra despertando la sabiduría, libertad y unificación de nuestro ser real, a través de todo lo que hoy llamamos arte.

Soy autodidacta, siento la naturaleza y aprendo de formas y flujos universales, del orden de las cosas. He estudiado los mundos vegetales desde joven, las relaciones en los ecosistemas, la ciclicidad del tiempo, el color y el sonido. Ahora aprendo a comunicar convencionalmente las verdades universales de lo que antes estaba oculto, y que ahora ilumina al planeta”.

¿Qué viene para Mario Morales Rubí en un futuro?

“Seguir explorando la imagen y experiencia desde el mundo microscópico hasta el cósmico. Eventualmente mis imágenes tomarán movimiento, registrar el tiempo fluyendo, quizá con cámaras rápidas, o captando distintos rangos de espectros de luz.

En los próximos años comprenderemos más la naturaleza de la visión misma y la experiencia del color en la consciencia, y profundizaremos en el conocimiento del flujo electromagnético del ser, el experimento cuántico de la doble rendija nos recuerda que siempre somos parte del resultado, la consciencia y el alma determinan la manifestación de la materia”.