Televisión, teatro y cine forman parte del nobel currículum de Leo Tejeda, quien a sus 12 años ha forjado ya el inicio de una carrera prometedora. Lo localizamos durante esta temporada “en casa”, donde además de aplicarse a los estudios, disfruta jugar videojuegos y seguir capacitándose en su vocación actoral.

“Soy de Cancún, Quintana Roo, pero actualmente vivo en Ciudad de México, donde llegué hace 3 años. Llevaba desde los 7 estudiando actuación y, al instalarme aquí, continué mi formación en distintas escuelas reconocidas en dicho ramo, lo cual sigo haciendo a la par de mis clases de vocalización”, platica Leo cuando le pedimos relatara un poco su travesía de vida.

En enero de 2018, Leo recibe su primera oportunidad en el capítulo “Un corazón perdido” de “La Rosa de Guadalupe”, producción de Miguel Ángel Herros para Televisa, mismo que fue transmitido por Las Estrellas. “Agradezco mucho al productor haberme dado este papel tan bonito, en el que hacía el personaje de Nachito. Fue una gran oportunidad y a raíz de eso se ha presentado participar en varios capítulos. El último saldrá próximamente al aire y tendré el nombre de Pedro”.

Dos clásicos del teatro musical, “Un Paseo por Broadway” y “Mamma Mía”, orquestados por la academia de Patricia Reyes Spíndola, así como cortometrajes y comerciales se suman al bienio de carrera que lleva Leo, quien admite ser una persona alegre: “Creo que, de buen carácter, me gusta mucho tener amigos, leer, jugar y estar en casa. Los videojuegos me divierten bastante y viajar es increíble”, agrega.

“¿Cuál es tu fuente de inspiración al interpretar?”, preguntamos a Leo, quien confesó que dejar algo positivo es la premisa principal: “Pienso que con lo que hago pueden también inspirarse, olvidar sus problemas y eso me gusta. Siento que con la actuación me gustaría llegar lejos, traspasar fronteras y llegar a ser un hombre de bien y exitoso”, responde.

A futuro se ve trabajando en series o películas y espera que al finalizar la pandemia pueda avanzar de manera más intensa; por lo pronto, continúa preparándose y cursando sexto de primaria. “Muchas gracias por tomarme en cuenta para Plan B. ¡No me pierdan la pista! Sean siempre buenas personas, ayuden a los que más lo necesitan, y cuídense mucho de esta pandemia”, finaliza antes de asistir a una de sus clases.

1 / 5