En el mundo del deporte profesional, la consecución de una victoria suele quedar marcada por detalles individuales. Acciones aisladas que, ante la igualdad inherente de la competición, decantan la balanza hacia un lugar u otro. Un escenario que, por ejemplo, se hace palpable en el universo del fútbol. En el balompié de élite, el planteamiento de un entrenador se puede hacer aguas si se encuentran con un ataque de genialidad de uno de sus rivales.

lanzamiento de falta

También puede hacer virar el rumbo de un partido un lanzamiento de falta exitoso que perfore la portería, elemento que hoy queremos analizar.

Las faltas son aspectos claves del juego y de la misma manera que sucede en otros deportes o modalidades, la preparación previa antes de acometer el lanzamiento es trascendental. En el caso concreto del tenis, Rafael Nadal -considerado como uno de los mejores tenistas de la historia- sigue un proceso casi ritual antes de realizar un saque.

Los lanzadores de baloncesto, por su parte, también se concentran enormemente con los tiros libres, y los jugadores profesionales de poker intentan disimular los así llamados ”tells”, es decir, gestos o patrones no verbales que pueden dar indicios sobre sus manos, una acción que puede provocar decidir sobre victoria o derrota. 

lanzamiento de falta

Para conseguir anotar una falta ante miles de personas -con la presión que ello conlleva- un futbolista debe disponer de fortaleza mental y talento a partes iguales. Son pocos los jugadores que han conseguido sintetizar estos dos elementos con éxito. Seguidamente, queremos repasar algunos de los nombres propios que nos ha dejado la historia del fútbol que sí que lo han hecho, futbolistas que cuando se pronuncia o se lee su nombre, son sinónimos de especialistas en el lanzamiento de falta.

Los mejores en el lanzamiento de falta

El primero es uno de los mejores jugadores de nuestra era, un futbolista que aún mantiene su voracidad competitiva con 34 años: Lionel Messi. El astro argentino se ha caracterizado por ser un lanzador de faltas excepcional, y por ello es una de las figuras más cotizadas del momento.

lanzamiento de falta

En algunos partidos del Barça tenía más peligro un disparo desde la frontal del área que un penalti, síntoma de su eficacia goleadora. Su estilo -poco potente y colocado- ha definido su estilo de juego. Curiosamente encaja con la técnica de uno de sus predecesores en el equipo azulgrana y la selección argentina: Diego Armando Maradona, otro de los jugadores que también adquirió fama en este apartado del juego. De hecho, el preparador físico de la selección albiceleste, Signorini, explicó que fue “el Diego” quien enseñó a la estrella del PSG a perfeccionar su impacto con el balón; una anécdota curiosa que conecta nuevamente a estas dos figuras extraterrestres. Messi ha marcado 57 goles de libre directo.

Otro de los jugadores que consiguió intimidar a los porteros cuando había una falta cerca del área fue Ronald Koeman. El actual técnico del FC Barcelona nos dejó algunos momentos icónicos, como el gol que consiguió en la final de la Copa de Europa ante la Sampdoria en 1992. Fue el primer gran triunfo europeo de la historia del Barça con el nuevo formato continental de competición. Koeman tenía un estilo mucho más agresivo, donde se priorizaba la potencia del disparo independientemente de la colocación. Con el Barça consiguió sumar 26 goles de falta, una cifra casi récord, que sólo ha sido superada por Messi en el ámbito blaugrana.

lanzamiento de falta

Si viajamos hacia Brasil, nos encontramos con un gran grupo de jugadores que brillaron en esta faceta de juego. Uno de los más recordados es Juninho Pernambucano, quien logró sumar 76 dianas a balón parado. Su mejor época la protagonizó vistiendo la camiseta del Olympique de Lyon, y uno de los goles más espectaculares que consiguió anotar fue ante el FC Barcelona, una diana sin ángulo conseguida en 2009 que cogió una parábola imposible de frenar. Otros cariocas con el francotirador siempre cargado fueron Ronaldinho, especialista en el lanzamiento por debajo de la barrera, Roberto Carlos, pura potencia o Zico, máximo goleador de la historia en el disparo de falta: 101 tantos.

Finalmente hay que citar a David Beckham, uno de los jugadores más elegantes de todos los tiempos. Los periodistas deportivos y los locutores encargados de narrar los partidos utilizaban una expresión para describir su juego: “no juega con botas de fútbol; tiene un guante en los pies”. Su precisión era milimétrica, independientemente de si la acción era un lanzamiento a puerta, un centro o un córner. Contar con Beckham en tus filas era un arma secreta que siempre ayudaba a anotar. Consiguió perforar la portería mediante una falta en 65 ocasiones.

Minuto 89 de un partido: Falta en la frontal del área, ¿a quién elegirías para efectuar el lanzamiento? 

Tags :