“Yo no podría levantarme cada día si no tuviera un propósito de vida. Me hace feliz saber que cada curso que tomo, cada actualización, beneficia la vida de muchos niños y familias” — Diana López, cuya pasión es compartir sus conocimientos en pro de una crianza más armoniosa, ya que educando a los niños de hoy es como se beneficia al mundo del futuro.

Diana López, psicóloga social de 33 años, estudió maestría en Ciencias de la Educación y está certificada como educadora en disciplina positiva en familia y como facilitadora de espiritualidad para niños.

Hace ocho años, Diana, junto con su mamá, fundó Crescendo Escuela Viva. Al mismo tiempo, y en colaboración con su exesposo, inició un programa de educación musical para niños. Sin embargo, la psicóloga, cuya área de pericia es la primera infancia y la salud mental infantil, se dedica actualmente a la capacitación de educadoras y padres, así como también a la consultoría privada enfocada en temas de crianza. Aunado, recientemente, abrió La Ludoteca, un espacio pensado para niños de 0 a 10 años.

El trabajo de Diana López en Crescendo Escuela Viva consta de mantener las actualizaciones pedagógicas y filosóficas que sustentan la institución, misma que ahora cuenta con cinco planteles y más de 250 alumnos. Pese a ya estar consolidada, el colegio inicialmente estaba compuesto por cinco niños; si bien el comienzo fue pequeño, conforme pasó el tiempo su crecimiento fue exponencial, tanto así que ahora el programa es empleado en más de 20 escuelas y tiene presencia en distintas partes del país.

El éxito del instituto está, posiblemente, en su factor distintivo: proveer una opción alternativa a la escuela tradicional. Diana nos explica lo siguiente: “Nos basamos en la música y el arte como eje fundamental y procuramos estimular el pensamiento crítico, la creatividad, la colaboración y sobretodo la compasión en nuestros alumnos”.

Emprender por un negocio no es tarea sencilla, representa retos que deben ser sobrellevados para lograr el éxito que se espera; entre los obstáculos que enfrentó la psicóloga estaban su edad, ya que cuando inició con el colegio tenía apenas 25 años, lo que no le facilitaba la confianza por parte de padres de familia para dejar bebés en su cuidado. Sin embargo, debido a su integridad, esfuerzo y profesionalismo, superar ese inconveniente fue solo cuestión de tiempo; su capacidad y modo de accionar hablaron por ella, dándole la confianza por todos aquellos quienes visitaran las instalaciones de la institución.

“Mi mamá me enseñó a trabajar, ella me educó para ser independiente económicamente y por esa razón siempre le estaré agradecida”, de ese modo empieza la reflexión de Diana en cuanto al papel de la mujer en los negocios, y añade: “Creo que la mujer tiene mucho que hacer en los negocios, aportando una visión más intuitiva, un pensamiento empático con otras mujeres. Por ejemplo, yo tengo 40 empleadas a mi cargo y me encanta apoyarlas en sus procesos como madres trabajadoras”.

Para Diana, una de las cosas que más la motivan es el impacto que sus acciones, como las de su equipo, pueden tener en la comunidad; finaliza rememorando el Día Internacional de la Mujer, sobre lo que menciona lo siguiente: “El 8 de marzo celebramos nuestra lucha y los avances de la misma”.

Datos de contacto:

Instagram:

  • @crianzaholistica
  • @laludotecamid
  • @escuelavivacrecendo
  • @programapulso
1 / 7