El ícono musical pasó a mejor vida el día 10 de este mes, pero su impacto en la música y cultura popular es tan marcada que seguiremos escuchando del “Thin White Duke” (el duque blanco y delgado) por muchos años más.

David Bowie, originalmente David Jones, fue un compositor, productor, músico, intérprete y actor británico que por medio de sus extravagantes personajes públicos nos enseñó que se puede ser auténtico sin encasillarse, que reinventarse a uno mismo es parte de la naturaleza humana y que ser “un poco raro” no tiene nada de malo.

En el ambiente musical, desde el proceso de creación hasta sus presentaciones en vivo, el “Spaceman” nunca se quedó quieto.

Su progresión artística lo convierte en el artista más versátil e innovador de nuestros tiempos con exploraciones y éxitos en géneros como rock, pop, glam, psicodelia, instrumental, soul, funk, electrónica y cualquier estilo que le causara curiosidad o cosquilleo artístico.

Cada generación tiene algo de David Bowie que considera propia, ya sea una de sus personas artísticas como “Ziggy Stardust” o de sus personajes en pantalla como “Jareth, el rey de los gnomos”.

En la cultura popular, David Bowie se posicionó como ícono involuntario de la moda, marcando tendencia con sus trajes y aspecto extravagante.

Hombre reservado, cuyas entrevistas se acoplaban a la “persona” que encarnara en ese momento, siempre con esa distinguida y mística peculiaridad de su siempre dilatada pupila izquierda.

Ejemplo

Bowie se convirtió en estandarte de movimientos de contracultura, héroe de los que se sentían aislados, rechazados o incomprendidos; pero en el fondo de toda la extravagancia y parafernalia, David se mantenía como una figura optimista, dispuesto a ridiculizarse a sí mismo y a ponerse como ejemplo.

Su ausencia nos permite propagar la música de uno de los grandes. Para quienes quieran conocer un poco de su trayectoria, les recomendamos los álbumes: “The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars”, “Station to Station”, “Let’s Dance”, “Black Tie White Noise”, “The Next Day” y “Blackstar”, el álbum que lanzó como despedida, dos días antes de su muerte.

DATOS CURIOSOS

  • Su nombre de pila era David Robert Jones. Nació en Brixton, Londres, el 8 de enero de 1947. Su cumpleaños coincide con el de Elvis Presley, artista al que admiraba.
  • Un amigo de la escuela, George Underwood, le dio un puñetazo en un ojo durante un pleito por una niña y eso llevó a que tuviera una de sus pupilas permanentemente dilatadas.
  • El primer disco que lanzó al Mercado fue “Liza Jane/Louie Louie Go Home” en junio de 1964, bajo el nombre de Davie Jones. Posteriormente se cambió el nombre a Bowie para evitar ser confundido con Davy Jones del grupo musical Monkees.
  • El primer éxito de Bowie en Reino Unido, Space Oddity, de 1969, fue usado por la BBC para la cobertura de la llegada a la Luna.
  • El álbum “Let’s Dance” salió al mercado en 1983 y fue el más vendido en toda la carrera del artista.
  • Bowie apareció como Poncio Pilato en la película de Martin Scorsese “La Última Tentación de Cristo”.
  • En su tiempo libre, David Bowie dibujaba, pintaba, esculpía y escribía. Sus artistas favoritos eran Tintoretto, John Bellany, Erich Heckel, Picasso y Michael Ray Charles.
  • Arcade Fire y TV On The Radio eran dos de las bandas musicales favoritas de Bowie en los últimos 10 años.