En la serie de entrevistas que tenemos preparadas con los académicos de la Universidad Vizcaya de las Américas Campus Mérida, hoy es el turno del chef David Tutzin. En líneas siguientes, contará a todos los lectores de Plan B por qué estudiar Gastronomía es una buena idea y, mejor aún, los beneficios de cursar la carrera en dicho centro de estudios. ¡No te lo pierdas!

gastronomía en la universidad vizcaya

El chef David Tutzin, encargado de la coordinación del área de Gastronomía de la Universidad Vizcaya, es una persona de metas y constancia; “me gusta aprender de todo, y si en algo no soy bueno lo intento hasta lograrlo” fueron sus primeras palabras durante la entrevista.

Para él, la decisión de estudiar Gastronomía fue algo sencillo, pues desde pequeño la cocina estuvo presente en su vida. Ahora, él quiere ayudar a todos aquellos que se sientan indecisos o inseguros ante esta decisión, y su manera de hacerlo es compartir lo que pueden esperar al elegir esta carrera:

“Ser profesionales capacitados en todos los ámbitos, tanto en técnicas como en cocinas nacionales e internacionales. También, en cultura y tradición, servicio de alimentos, elaboración de todo tipo de bebidas y administración de restaurantes”.

Si bien hay muchos beneficios en cuanto a la elección de esta carrera, el chef David explica que uno de los más importantes es la alta demanda de trabajo, debido a que es una carrera que se puede ejercer en varias áreas. Asimismo, te permite conocer los términos correctos y el sinfín de técnicas para la elaboración de un buen platillo y, además, expandir tus conocimientos en cuanto a lugares del mundo y su gastronomía.

gastronomía en la universidad vizcaya

Esos son los beneficios de estudiar la carrera, pero entonces, ¿cuáles son los beneficios de estudiarla en el Campus Mérida de la Universidad Vizcaya? Por supuesto que el coordinador del área nos contó: “Nuestro plan de estudios es el más completo, abarca todos los temas necesarios para formar profesionales de calidad. Vemos muchas cocinas internacionales y la nacional también, tres idiomas (inglés, francés e italiano) y materias administrativas que ayudarán a los egresados no solo a cocinar, sino a formar un negocio propio y administrarlo correctamente”.

La licenciatura en gastronomía es, en sí misma, una muy versátil. Pese a que los primeros cuatrimestres son los más retadores, pues es cuando se aprenden las técnicas y bases necesarias para la creación de platillos, el chef David Tutzin finaliza con un consejo: “Un corte mal hecho a la primera, no define quiénes somos. La práctica hace al maestro”. Añade que, si bien siempre habrá una especialidad en la cual algunos alumnos se desarrollan más que otros, lo único que queda es “practicar el doble, estudiar el doble y esforzarse el doble, porque nada es imposible con la práctica. Así, la satisfacción será el doble, porque no hay mejor reconocimiento que el que uno se da a sí mismo”.

gastronomía en la universidad vizcaya

Tags :