Ya sabemos que el manejo de redes sociales no es de lo más sencillo, y que estar actualizado en los cambios y tendencias lo complica aún más, pero existen pequeñas acciones que te pueden ayudar a impulsar tus cuentas para atraer a nuevos clientes. En Internet, la tendencia es leer cada vez menos. Los medios sociales basados en la imagen y los vídeos aumentan el número de usuarios.

Con la pandemia, las compras en línea se dispararon a niveles nunca antes vistos; el poder navegar una tienda en línea desde tu sofá es apenas una pequeña parte del gran atractivo de las compras online, pero a pesar de las buenas cifras, una parte del público aún se siente más cómodo comprando ciertas cosas en las tiendas físicas, donde puede ver, tocar y probar los productos antes de pagar. Por eso, debes llegar a los clientes ideales, y ofrecer fotografías claras y llamativas de tus productos; de lo contrario, podría no tener confianza con tu página: esa confianza que todavía tiene en los medios donde ve el artículo en persona.

Pero descuida, que yo te contaré algunos “Do ‘s and Dont ‘s” para lograr captar a tu audiencia con las mejores fotos de producto. Ya sea para una e-commerce o para redes sociales, una buena foto y una descripción detallada aportan valor al producto. Recuerda que no necesitas mucho equipo para lograr una buena toma, como he explicado antes. Con tu celular puedes hacer maravillas, juega con sombras, texturas y colores, todo para crear un ambiente que invite a saber sobre lo que ofreces, siempre de manera atractiva y fácil de entender.

Tómate el tiempo necesario para crear el escenario perfecto para cada uno de los artículos que quieres promocionar, con “props” que complementen la historia del producto, que nos ayuden a entender qué hace, para qué sirve o cómo lo puedo usar.

Evita sobrecargar tu escenario con objetos que opaquen o roben la atención de tu producto estrella; recuerda quién es el protagonista y haz que la historia gire en torno a él. Puedes hacer una foto en fondo blanco liso y otra “en uso” para darle contexto y aprovechar al máximo tu producto.

Prepara cada artículo para que luzca de lo mejor sin importar el giro de tu negocio, busca siempre mostrar el lado más atractivo y toma tantas fotos como sean necesarias para lograr el ángulo perfecto.

No dudes en pedir ayuda; apóyate en un amigo o familiar para lograr la foto perfecta. Es bueno aceptar que no siempre sabemos hacerlo todo. Por eso, debemos perder el miedo a pedir ayuda. Pero sobre todo no olvides disfrutar y divertirte en el proceso. Crea un momento que te inspire para no volverlo cansado o tedioso. Recuerda que crear contenido para tu negocio es una parte fundamental, y qué mejor que sea un momento positivo.

Si necesitas ayuda profesional, recuerda que en The Radar podemos ayudarte con la producción de fotografías y videos publicitarios para tu negocio.

1 / 5