Los aplausos, el porte, los trajes resplandecientes, el calor de la gente, la emoción, así se viven las corridas en Mérida.


Cuando “Mezquite” de La Estancia, terminó su primera vuelta al ruedo, salió de un burladero el capote de Alejandro Ermir Puc para detener la embestida. Y así, el joven subalterno tuvo el honor de ser el ejecutor del primer lance en la historia del Coliseo Yucatán.

Durante el desfile, la asistencia fue mejorando conforme avanzaba.

Alejandro Prado cosechó la primera ovación con fuerza. Más de cuatro horas duró el maratónico primer festejo en el nuevo escenario taurino.

De salida, nos topamos con que el piso estaba mojado, había fuerte viento, frío, típico de una noche de otoño. No nos enteramos que llovió con el techado Coliseo.

Se anunció el siguiente festejo, el 14 de diciembre, con El Zotoluco, Daniel Luque y El Payo, pero sin decir dónde, tendremos que estar al pendiente.

Les compartimos las fotos de Fidel Interian: