La fundadora de Mercadito Bazar nos cuenta su proyecto, el inicio, un poco de su vida, e invita a asistir el próximo sábado 6 de diciembre a la edición decembrina en Tequila (City Center)

 Por: Rodrigo Aranda García


Le gusta la fotografía, su signo es libra, escucha música electrónica y su personaje favorito es Sophia Amoruso, fundadora de Nasty Gal. Tiene poco más de 5 mil seguidores en Instagram y su blog es  uno de los más populares y visitados de la ciudad; ella es Carolina Leyva, quien a sus 26 años se ha convertido en una guía de la moda en Mérida a través de sus publicaciones en redes sociales, a tal grado, que sus fotos sirvieron para la campaña de la tienda especializada en Street-wear “Clubafer” y del sitio de moda “Soy Capital”, en las calles de la Ciudad de México.

Callmeveneno-5Tomando unas cervezas en el bar “La Negrita” como atmósfera, la fundadora y Directora General  de Mercadito Bazar habla sobre lo que significa haber creado el proyecto de Mercadito, su blog “Call Me Veneno” y cómo su imagen se ha vuelto tendencia para el vestir en las calles de MID.

Su carrera de bloguera comenzó desde los quince años en el naciente mundo de las redes sociales, las plataformas que usaba para publicar eran  Fotolog y MySpace que, en ese entonces, gozaban de mucha popularidad.

 

“Desde que tenia quince años comencé a incursionar en las redes sociales, típico que para esa época todos tenían Fotolog o MySpace, eran un boom, ahí comencé a subir mis outfits, para ese entones estaban horribles, cabe recalcar”, menciona entre risas Carolina.

Ese gusto por las redes sociales y la moda le hicieron crear el blog “Call Me Veneno” espacio que sirvió para definir su estilo y romper con los estándares de blogs de moda que ya existían.

“La mayoría de los blogs de moda de niñas informan más sobre el look del día y la verdad yo sí me intento vestir bien todos los días, pero hay ocasiones que no me quiero maquillar o no me quiero tomar una foto porque no tengo ganas, entonces, hacer el look del día de forma obligada, no me funciona.  Lo que hago para nutrir el blog es comprar cámaras desechables y durante un mes o dos me dedico a tomar fotos, un día las escaneo todas y publico lo que hice en un mes”.

Pero el éxito del blog va más allá del estilo de sus publicaciones, trata de involucrar a la gente para que el lector se sienta parte de lo que Carolina muestra en sus fotos.

“Todo mi pensamiento y toda mi filosofía mental es siempre intentar involucrar a la gente en tu estilo de vida y que no sea tanto la pose, porque igual descubrí que en el momento que tú creas esa conexión con la gente, en la que pueden sentir que lo que tú haces no es inalcanzable, sino que tú igual lo puedas hacer, comprar o usar, es cuando ya se sienten parte de tu vida y eso hace que tengas mayor interacción”

MERCADITO BAZAR

Call Me Veneno 2 12.15.14-4En agosto de 2012 se realizó la primera edición de Mercadito Bazar y el próximo 6 de diciembre de este año se realizará la séptima.

Este proyecto nació por la idea de llevar a “Call Me Veneno” más allá de Internet y crear un espacio en donde, sino que esté al alcance de la mayoría de la gente.

“Cuando estaba chica, me acuerdo que no habían muchas cosas en Mérida referentes a la moda, sólo habían pasarelas y algunos eventos similares que no eran accesibles para todos, entonces quería cambiar un poco ese concepto, mi onda siempre ha sido integrar a toda la gente,  hacer cosas que estén al alcance y ayudar a que las personas puedan tener nuevas cosas y conozcan nuevas tendencias, es por eso que en vez de hacer bazares de ropa con otra amiga, un día hice una venta para ofrecer otro tipo de cosas y me dije:¡Tiene que tener un nombre! Invité a cinco amigos diseñadores, lo anuncié una semana antes y fueron alrededor de 200 personas. Después hubo la oportunidad de hacer otra edición y cada edición que hacia se iba duplicando el número de asistentes, fue entonces como nació Mercadito Bazar”.

Carolina comenta que el Mercadito Bazar, más que un espacio para que diseñadores expongan sus productos, es un lugar donde los que ahí participan impulsen sus marcas, conozcan gente y puedan desarrollar su talento.

 “Mercadito es una comunidad, no es un evento y lo que  interesa al final, es que los diseñadores se desarrollen, desarrollen su marca, les vaya bien y que ahí mismo hagan las conexiones y contactos que necesitan para desarrollarse bien”, menciona la fundadora del proyecto.

 ROMPIENDO ESQUEMAS EN LA CIUDAD

CallMeVeneno x Clinique0El proyecto que inició Carolina le ha abierto muchas puertas y ha roto con algunos esquemas y prejuicios que hasta hace algunos años se vivían en la ciudad. Ahora, salir a la calle y ponerte lo que quieras sin miedo a que te critiquen es algo común, éste, es un signo que el entorno de Mérida ha cambiado mucho en cuestión de moda y diseño.

“Fue algo difícil pero  estos proyectos me han abierto muchas puertas, fui conociendo a personas que estaban interesadas en mis mismas ideas y así me fui identificando hasta que encontré lo mío, mi propio estilo. Siento que ha cambiado mucho el panorama  de la moda en Mérida, porque dos años antes de Mercadito, mucha gente no se hubiera atrevido a ponerse cosas que ahora usa”, finaliza Carolina.