Georgette Segui Isaac y Paolina Puerto Bulnes, fundadoras de Segundo Piso Arquitectura, nos cuentan todo sobre su emprendimiento. Se testigo del gran amor y pasión que sienten por su profesión, misma que expresan en cada proyecto de su autoría, entre los que destaca Moliére 394.

¿Quiénes son Georgette y Paolina?

Georgette Segui Isaac, maestra en arquitectura, y Paolina Puerto Bulnes, arquitecta, son las fundadoras del despacho Segundo Piso Arquitectura, el cual surge de las ganas de crear y vivir experiencias a través de la continua elaboración de proyectos de carácter único.

Parte de la formación y aprendizaje de Georgette y Paolina se debe a sus años de estudio y de experiencia laboral en importantes despachos de la ciudad, Muñoz Arquitectos y P11 Arquitectos, empresas que ambas admiran y con las cuales están muy agradecidas por aportar a su crecimiento profesional; mismo que les permitió dar vida a Segundo Piso Arquitectura hace tres años.

¿Cómo surge Segundo Piso Arquitectura?

En palabras de sus creadoras, el despacho “nace de la inquietud y pasión de crear espacios y edificios con corazón donde los usuarios disfruten, se sientan plenos y vean materializados en ellos sus sueños”. De este modo, ellas pretenden devolver un poco de la confianza que sus clientes depositan en su trabajo y, al mismo tiempo, aportar a la sociedad y al estado por medio de construcciones fieles a la cultura y esencia de la región.

Sin embargo, el aspecto característico de su emprendimiento es, definitivamente, el trabajo y colaboración que mantienen con los usuarios, pues trabajan en conjunto y sincronía desde el primer momento. Para Georgette y Paolina es fundamental tener siempre presentes las necesidades de sus clientes con el fin de que, a través de su orientación, ellos puedan lograr el espacio de sus sueños “en donde la funcionalidad y la estética se fundan y trabajen como uno mismo”.

Otro aspecto que vale la pena mencionar acerca de Segundo Piso Arquitectura es que ofrece un servicio integral de arquitectura e interiorismo, basado en conocimientos profesionales.

“El cliente puede encargarnos desde la proyección arquitectónica de su establecimiento, hasta el diseño de muebles específicos para su espacio, generando una armonía visual y espacial total de la construcción y su ambiente”.

Si bien el despacho les ha traído un sinfín de dichas y grandes logros a sus creadoras, los desafíos también han estado presentes. “Sin duda alguna, uno de los mayores retos que hemos atravesado en esta profesión y su ámbito, como mujeres jóvenes, es el machismo existente en esta industria”. Asimismo, y finalmente, comparten que otro gran reto ha sido el desconocimiento de lo que conlleva un proyecto arquitectónico o de interiorismo, pues las personas desean un tiempo de entrega menor al que es necesario para crear un espacio épico.

Tags :