Hoy día estamos pasando por una de las pruebas mas grandes como humanidad debido a las amenazas que ponen en riesgo nuestra salud física y, en algunos casos, la emocional, sin olvidar nuestra cuestión financiera. Muchos de nosotros hemos tenido que pausar trabajo e incluso recapitular si aún debemos seguir practicando las mismas actividades de antes de la pandemia.

Todo esto nos permite replantear nuestras vidas con respecto a algunas conductas y estilo de vida que ya no nos funcionaban, para darle paso a que surjan nuevos proyectos y nuevas formas de vivir, con el objetivo de encontrar balance y bien común.

Ahora, leer todo esto pudiera sonar a fantasioso y difícil de aplicar para uno mismo; por ello, mi intención en este artículo es compartirte algunas herramientas que me han ayudado a llevar una vida más tranquila y desde luego a tener mayor claridad mental para poder tomar decisiones apropiadas para uno mismo.

La primera herramienta que te compartiré, sin duda alguna, es yoga. Posiblemente muchos relacionen la palabra yoga con flexibilidad, respiración y bienestar en general, pero realmente yoga abarca algo más extenso, ya que es un estilo de vida que te permite interiorizar para observar en uno mismo cuestiones que están pidiendo a gritos que les prestes su debida atención.

Aunado a esto, algo muy gratificante de la practica de yoga es que te ayuda a vivir en el presente, a conectar con tu cuerpo, a respirar, y a ser más sensibles con el mundo que nos rodea, ya que si existe algo que nos hace mucho daño es el sentido de individualidad y de división, es decir, sentirnos separados de los demás. Gracias a la practica de yoga podemos regresar a ser personas mas empáticas con nuestros semejantes y con los seres vivos en general.

La segunda herramienta es la meditación, la cual, seamos sinceros, no significa poner tu mente en blanco, sino hacer una pausa, conectar con lo que está ocurriendo en tu mente y poner en orden cada uno de esos pensamientos. Algunos días, tu mente estará muy dispersa y otros podrás sentir tranquilidad y paz inconmensurable. Recuerda que todo esto son estados de la mente, y ésta es como un niño que tenemos que disciplinar para que juegue a favor de nuestras vidas y no en nuestra contra; por eso, te recomiendo ampliamente que recurras a maestros expertos en el tema, que puedan guiarte por el buen camino (en mi página tengo algunas meditaciones que puedo compartirte).

La tercera herramienta es el ejercicio. Algunas filosofías espirituales utilizan la analogía de que nuestro cuerpo es nuestro templo y debemos prestarle su debida atención para que esté limpio, sano y en armonía.

Yo disfruto mucho hacer entrenamiento funcional combinado con rutinas de gimnasio; sin embargo, hay muchas formas de hacer ejercicio como caminar, correr, nadar o rodar en bicicleta, por ejemplo.

Recuerda que cada cuerpo es distinto, y uno deberá hacer lo que le acomode más; lo importante aquí es cuidar de nuestro cuerpo para seguir haciendo uso de esta hermosa herramienta en nuestras vidas.

La cuarta herramienta es la alimentación. Esto es algo muy importante que debemos considerar, ya que un sistema inmune bajo es reflejo de la alimentación que tenemos. Sé consciente de no consumir productos procesados, de acompañar siempre tu día a día con alimentos como frutas y verduras y, si es tu caso, bajar el consumo de carne. Te aconsejo que selecciones conscientemente tus alimentos y de preferencia cocínalos en casa.

Algo esencial antes de comer es agradecer; esto ayudará a que tu cuerpo esté en armonía para recibir los alimentos y, de esta forma recibir los beneficios de las vitaminas y minerales.

Como conclusión, estas herramientas pueden ser de mucha utilidad en nuestras vidas, siempre y cuando tomemos en cuenta que debemos preocuparnos por rodearnos de personas que nos motiven y nos inspiren a crecer en conciencia, y desde luego a soltar los viejos hábitos y creencias que nos limitan a convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos. Lo más difícil no es empezar, sino mantener un estilo de vida adecuado que nos permita vivir con mayor paz y tranquilidad.- Mafer Peniche

1 / 4


Foto: Megamedia
Foto: Megamedia
Foto: Megamedia
Foto: Megamedia