Joaquin Phoenix, Jonah Hill, Rooney Mara y Jack Black protagonizan “No te preocupes, no irá lejos” un drama con toque cómico y basado en hechos reales que llegará a la pantalla el viernes 5 de octubre. ¿Quieres verla antes que todos? ¡Te llevamos a la premiere! Participa en la dinámica de nuestro Instagram para ganar uno de los 10 pases dobles e ir el martes 2 de octubre a la función de 9 de la noche en Cinépolis Altabrisa.

La trama cuenta la vida del reconocido caricaturista John Callahan (Phoenix), quien estuvo a punto de perder la vida luego de un accidente automovilístico y a pesar de eso no quiere dejar de beber hasta que una amiga lo convence para iniciar un tratamiento. Ahí descubre que tiene un gran talento para crear caricaturas irreverentes que lo llevan a la fama internacional, consiguiendo una nueva vida por medio del arte.

La dirección recae en Gus Van Sant, quien trabajó en proyectos como “Elefante” o “Mi nombre es Harvey Milk”. El filme se trata de un proyecto que comenzó a gestarse hace 20 años e incluso se pensaba en Robin Williams como protagonista, además de que se tenía en mente una versión con John Travolta. Van Sant realizó dos guiones antes de decidirse a filmarla, ya que inicialmente no tenía tan claro qué quería hacer con la historia.

El artista John Callahan falleció en el 2010 a los 59 años de edad pero antes publicó una autobiografía de la que se basaron para el guión de la película, aunque el director asegura que también lo conoció en persona ya que vivían en un rumbo cercano pero no tenían una relación de amistad.

Para otorgarle un mayor realismo, el hermano menor de Callahan apoyó en la preparación del protagonista y en una de las visitas al set de filmación aseguró que estar ahí era como volver a ver a su hermano. “Mi hijo, mi esposa y yo nos miramos y estábamos como, wow, él está haciendo todo como John. Me gustó que la historia no es sólo acerca de su discapacidad, sino de su vida antes y después. Creo que John realmente habría estado feliz con esta película”, declaró para las notas de prensa.

Otro de los que participa en el filme es Jack Black, quien recientemente recibió su estrella en el “Paseo de la fama” de Hollywood. Interpreta al amigo de John que es culpable del accidente automovilístico y uno de los detractores en su objetivo por intentar dejar la bebida. “Me sentí muy halagado de que Gus Van Sant me haya ofrecido un papel en su película porque es uno de mis cineastas favoritos. Pero también me ofendió un poco el hecho de que pensara: ‘¿Quién es perfecto para ser un completo fanfarrón? ¡Ah, ya sé! ¡Tiene que ser Jack Black!’”, confesó el actor.

La cinta no busca mostrar una historia de éxito, sino la lucha contra el alcoholismo y cómo el caricaturista logra salir adelante gracias al humor negro que es plasmado en sus dibujos; el guión logra ser conmovedor y a la vez divertido.

En su paso por festivales como el de Sundance y Berlín ha tenido una gran aceptación y aunque no es de las favoritas para el Óscar podría colarse en algunas nominaciones como mejor actor por el papel protagónico e incluso la crítica especializada ha calificado la actuación de Joaquin Phoenix como una de las mejores en su carrera. Está ambientada por completo en los años setenta y ochenta con locaciones en California y Oregón, aprovechando para mostrar con sutileza algunos de los temas importantes de la época.

1 / 7