“Green Book” nos lleva a un viaje por Estados Unidos en donde se va forjando una gran amistad entre un malhablado italoamericano y un refinado pianista afroamericano durante una gira de conciertos; la trama ha cautivado a la critica especializada logrando que la cinta tenga cinco nominaciones en los Premios Óscar y haya ganado tres Globos de Oro.

A nivel nacional su estreno será mañana pero en Estados Unidos logró una recaudación de más de 59 millones de dólares, duplicando por mucho sus costos de producción. “Green book” tuvo su premiere mundial en el Festival de Cine de Toronto donde obtuvo el “Premio del público” y poco a poco fue ganando fuerza, presentándose en festivales como el de Nueva Orleans y el de Londres.

La historia se basa en la vida real de Tony Lip, un actor estadounidense famoso por la serie “Los Soprano”. Tony, interpretado por Viggo Mortensen, consigue trabajo como conductor y guardaespaldas del Dr. Don Shirley (Mahershala Ali) y juntos deben enfrentarse al racismo y peligro durante un tour musical guiándose por el conocido “Libro verde”, una lista famosa en los años 60 que indicaba los lugares de estados del sur en el que los ciudadanos afroamericanos podían hospedarse.

“Es una historia sobre las limitaciones de las primera impresiones. La relación entre ambos demuestra que la ignorancia no sólo es cuestión de educación o dinero. Tony parece tosco pero es noble, es un hombre de palabra y honor”, declaró Viggo para las notas de producción.

El elenco se completa con las actuaciones de P.J. Byrne, Don Stark y Linda Cardellini bajo la dirección de Peter Farrelly, conocido por su trabajo en “Dos tontos muy tontos” y “Algo pasa con Mary”. El guión fue escrito por Nick Vallelonga quien es hijo del verdadero Tony Lip; el guionista fue uno de los más conmovidos e incluso en muchos días del rodaje se mostraba emocionado y hasta llorando al ver las interpretaciones de Viggo y Linda quienes daban vida a sus padres.

La cinta sin duda te llevará a un viaje por otra época a través de la música con temas como “Lucille”, “You took advantage of me”, “Won´t be long” de la fallecida Aretha Franklin y “I love my baby”, entre otros clásicos así como el repertorio de Don Shirley Trio. También presentan una escena con el tema Etude op. 21 no. 11 in a Minor, Viento de invierno, original de Fréderic Chopin y que es catalogado como una de las canciones más difíciles de tocar teniendo la calificación más alta en la escala de niveles de dificultad de Henle.

Para las escenas en el piano se recurrió a Kris Bowers como doble de Mahershala Ali, quien además es compositor de la música original en toda la película. El rodaje se realizó casi en su totalidad en Lousiana con una sola grabación en Nueva York.

Uno de los aspectos más curiosos tanto en el set del rodaje como en la cinta es el valor que se le dio a la comida. Para poder realizar el personaje, Viggo engordó varios kilos, además de los que se sumaron luego a causa de tantas escenas en donde aparece comiendo. Viggo Mortensen contó que fue invitado por el guionista para comer en su casa y durante 6 horas no dejaron de llevarle un platillo tras otro, incluso asegura que al irse del lugar tuvo que detenerse poco más de una hora porque no podía conducir de tan lleno que se sentía y necesitaba un tiempo para combatir el “mal del puerco”. Entre las escenas divertidas, están cuando un vendedor de la calle reta a Tony a comerse 15 hotdogs, una escena de la vida real en la que participó el “retador” original. También hay una escena en la que debe doblar una pizza por la mitad y comerla, desatando las risas dentro del set.

“Green Book” sin duda refleja una amistad entrañable a la vez que hace reflexionar sobre importantes temas de la época, así que es una gran opción para disfrutar en la pantalla grande.

1 / 6