Eric y Bruno forman Lvlxby una propuesta que busca explorar el sonido oscuro del post punk con un toque electrónico que te recordará a los 80 pero manteniendo la melancolía en las letras.

La agrupación surgió en el 2011 bajo la iniciativa de Eric Domínguez. En ese momento tenían distintos integrantes, hasta que llegó Bruno Palomo en el 2013. Ahora, cuando están en el escenario, a ellos dos se les suman tres integrantes más, los cuáles van variando.

Por ahora, promocionan “Itinerante”, su tercer EP con una compilación de ocho temas que estuvieron componiendo desde el 2015; apenas en este año lo pudieron grabar bajo el sello de Sureste Records y producido por Pacifico Estudio.

“Antes de sacar el EP completo tuvimos dos lanzamientos, el primero fue el de ‘Aula 42’ con un vídeo lírico en redes sociales y después llegó el sencillo ‘Espectacular’; la verdad es que la gente ha reaccionado de forma muy positiva y han aumentado nuestros seguidores”, platicó Bruno, baterista de Lvlxby.

Al platicar con los músicos en realidad es un poco difícil imaginarlos en el escenario, pues son bastante reservados, pero eso es una de las cosas que más disfrutan de tener un proyecto musical. “Me permite tener un alter ego y sacar todo lo que no puedo sacar en mi vida como maestro y actividades cotidianas, con Lvlxby puedo vestirme diferente y decir lo que quiera sin ser juzgado”, explicó Eric.

“No buscamos ser famosos sino expresarnos y crear una empatía con quien nos escucha, nuestro discurso musical es bastante sincero, sólo queremos compartir nuestro arte”, agregó.

“Yo soy un poco tímido en cuanto a conocer gente nueva en mi vida diaria pero al momento en que me subo al escenario siento que conozco a cientos de personas, me siento muy cómodo estando ahí pero al bajar y hacer el contacto uno a uno me es un poco difícil”, confiesa Bruno.

Para ambos, lo que marca la diferencia en su nuevo material es que se grabó con mucha más calidad y una buena inversión en el estudio. “Comparando el tercer disco con el primero, ahora nos escuchamos mucho más maduros, sabemos más de producción y eso le da un sonido más profesional. La calidad es nuestra principal diferencia entre lo que hacemos y todo el mar de música”, agregó Eric.

Los jóvenes se tardaron cuatro años para lanzar un material nuevo ya que sufrieron una fractura en su alineación cambiando de cuatro a dos integrantes y viéndose orillados a realizar una pausa durante un año, luego de un buen 2014 que los llevó a una gira por Guanajuato, Toluca y Campeche.

Acerca de la respuesta en lugares fuera de Mérida les pareció mucho mejor que en su propia ciudad. “No me gusta decirlo pero cuando va alguien de fuera la gente se emociona más y le parece novedoso”, confesó Eric.

Ser un músico independiente y grabar un disco ya no es algo tan difícil gracias a las nuevas plataformas virtuales de música. “Cualquiera puede comprar un interfaz, micrófono y tener un micro estudio en casa, no de calidad pero suficiente para plasmar tus ideas”, explicó Bruno.

Y aunque es mucho más fácil distribuir su música, también es algo que ven como una desventaja porque la competencia es mucho mayor. “Tienen que indagar más entre los géneros para encontrar lo que les guste. Hay tanto por explorar y con el mar de música en internet es más difícil que encuentren la tuya”, agregó.

El mayor trabajo que tienen es cuando están bajo el escenario ya que implica hacer cosas que tuvieron que aprender poco a poco. “Hay que dedicarnos básicamente a todo, aprender a tomar fotografías, hacer vídeos, diseñar los carteles y manejar las redes”.

“La gente no lo ve y piensa que sólo se trata de hacer música y tocarla, pero eso es lo que todos queremos hacer y lo más divertido pero para lograrlo hay un gran proceso detrás que implica tiempo, esfuerzo y muchos recursos”, finaliza Bruno.

1 / 7