Con la idea de ofrecer a las personas sabores auténticos en los que se distinga la influencia local nacen Cerveza Patito y Hermana República, marcas que resultan todo un homenaje a la tradición yucateca.

Hace tres años surge Cerveza Patito, que con su nombre representa la autenticidad y la actitud de una cerveza artesanal de naturaleza irreverente y segura de su excelente sabor y calidad. “Patito nace de la idea de tener una cerveza de verdad que devuelva al estado esta tradición”, dice el maestro cervecero Gerardo Cárdenas, uno de los creadores de la marca. “Nos sumamos al movimiento artesanal, que busca regresar al consumidor a la bebida original y no una bebida industrializada, siguiendo esta Ley de Pureza de la Cerveza que dice que únicamente se deben usar cuatro ingredientes: agua, malta, lúpulo y levadura”.

En enero de 2015 se inició con la producción de cerveza Pilsner; meses más tarde, surgió la Belgian Blonde Ale y finalizando el año, nació la India Pale Ale. Actualmente Patito Smash, American Pale Ale, Porter Vainilla, Dry Stout y Weizenbier complementan los estilos.

El sabor de Yucatán

La necesidad de distribuir la bebida impulsó la creación del restaurante Hermana República, en donde los platillos son el resultado de la mezcla de ingredientes yucatecos. “Tenemos platos que se comen comúnmente en casa, hasta platillos como el cerdo braseado que es un guiso que preparamos con la cerveza Porter que nosotros hacemos; braseamos el cerdo por tres horas y al final queda una carne muy suave y con una salsa de cerveza muy rica”, explica el chef Alex Méndez.

Para tener siempre elementos frescos y a la vez apoyar a los productores locales, el personal compra vegetales cultivados por vecinos de la comisaría de Xcanatún en dónde se sitúa el primer restaurante del grupo. “Compramos gran parte de la verdura en el traspatio de la gente como rábano, cilantro, espinaca y remolacha; también trabajamos con el pulpo maya, la res de Tizimín y los cítricos de Oxkutzcab”.

Además de Hermana República 64 e Xcanatún, cuentan con una sucursal en Tulum y con un restaurante hermano llamado Bela Chela; aunque cada uno tiene un menú distinto de acuerdo a su ubicación, se hicieron platillos que mariden perfectamente con la cerveza.

En cada uno de los restaurantes todo el equipo está familiarizado con el menú y los estilos de cerveza, así que los meseros pueden dar orientación sobre cómo maridar los platillos. “Podemos elegir algo básico como un Ceviche Balam con una Pilsner, o algo más específico como unos tacos de cochinita con la Indian Pale Ale, o el cerdo braseado con Stout o Porter Vainilla, yéndonos a maridajes un poco más complejos”, platica el chef.

Unidos al movimiento artesanal

En Hermana República se sirven exclusivamente las cervezas que ellos producen y aunque en ocasiones se ha trabajado con otras marcas, siempre es con cervezas artesanales. Dar este paso fue complicado para el equipo, pues las personas llegaban buscando marcas industrializadas, pero como asegura el chef Méndez “después de un tiempo de tomar cerveza artesanal, cuesta mucho trabajo tomar cerveza comercial”.

Gerardo, por su parte, opina que el movimiento artesanal “está haciendo cambiar la forma que disfrutamos esta bebida; es un movimiento que viene para quedarse y que está desplazando lentamente a las bebidas comerciales o industriales como las conocemos”.

Como explica, actualmente la gente quiere conocer a fondo los productos que consume. Para fomentar esta cercanía con el proceso de producción, en la planta de Patito, ubicada detrás de Hermana República Xcanatún, se ofrecen tours en los que a la vez que puedes conocer cómo se fabrica esta cerveza yucateca, puedes participar en una cata para conocer los estilos que ofrecen.

Es de la mano de Cerveza Patito, que Hermana República se ha establecido como el primer restaurante en Yucatán que no vende cervezas comerciales. “Cuando se decidió hacer esto muchas personas pensaban que estábamos yendo en lo opuesto de lo que la gente quería y aunque nos topamos con esta pared, también encontramos a un gran número de personas que estaba buscando la autenticidad y lo bien hecho”, dice Alex Méndez. “Yo creo que esa gran bandera de Hermana Republica hasta al día de hoy no la tiene nadie en Mérida”.

“La cerveza artesanal es un tema de paradigmas, de romper el Status Quo, ser irreverente y cambiar la corriente” Gerardo Cárdenas.

Reservaciones: (999) 968 5139
Dirección: Calle 64 #472 x 55 y 57. Colonia Centro
Horario: lunes a miércoles de 1:00pm a 11:00pm. Jueves a sábado de 1:00pm a 1:00am y domingo de 1:00pm a 6:00pm
1 / 7


En Hermana República, cada platillo se elabora con sabores locales e ingredientes frescos.