Emoción es el sentimiento que embarga a la joven Mara Millet Sánchez, quien fue electa como reina del Club Campestre para el ejercicio 2020, y aunque está algo nerviosa, está feliz de la invitación que le hicieron para ser la soberana de la sociedad.

La joven, de 17 años, confiesa que al principio no quería ser reina, pues se considera una persona penosa, a la que no le gusta ser el centro de atención, pero cuando le hicieron la petición formal para ser reina, no pudo negarse. Durante varios años, la familia y sus amigos le decían que seguramente en algún momento, cuando tuviera la edad, le invitarían a ser la reina del Club. Esto, porque su abuelo, Arturo Millet Molina, es quien preside la directiva del Club Campestre. Tiempo después, sucedió.

Ella sólo escuchaba las bromas al respecto, pero indica que si bien en algún momento pensó que la invitarían a ser la soberana, no sabía si aceptaría o no.

El hecho de que su abuelo sea presidente del Club le animó a aceptar esta distinción, pues considera que será muy bonito compartir esos momentos tan especiales con él, y con toda su familia.

Fue en septiembre pasado cuando la mesa directiva del Club le notificó la invitación para ser la reina de la sociedad para el ejercicio 2020. Es cercana al Club no sólo por el cargo que ocupa su abuelo, pues desde niña acudía a clases de natación y de tenis. Aunque por el momento ya no practica esos deportes, comparte que suele acudir al Club los fines de semana para comer ahí con su familia.

Le gusta leer, bailar, el fútbol y sobre todo convivir con sus amigos. Cuenta que una de las cosas que más disfruta es ir de fiesta con sus amigas, compartir y convivir con ellas. Bailar es también una de sus aficiones y durante varios años tomó clases de hip hop y jazz en la ciudad.

Si de música se trata, prefiere escuchar pop y música indie y, para las fiestas, el reguetón. En cuanto a la lectura, afirma que es uno de sus pasatiempos favoritos, y no le dice no a un buen libro, sin importar el género, pues le gusta leer de todo.

El deporte es parte importante de su vida, ya que desde los nueve años practica el fútbol. Mara cuenta que a los 9 años varias de sus amigas se interesaron en jugar fútbol y ella también decidió probar esta disciplina y le gustó, por lo que desde entonces no ha dejado de practicarlo. Su posición en el equipo, el cual pertenece a la escuela donde la joven estudia, es defensa.

Precisamente, Mara estudia el segundo año en la preparatoria Anáhuac (antes Cumbres-Godwin).

Sobre el compromiso de ser la reina del Club Campestre, señala que como parte de su reinado buscará que se cumpla con las tradiciones que caracterizan a la sociedad. Además, le gustaría el proponer algunas innovaciones.

Hasta el momento, son 37 las jóvenes, incluida la reina electa, que debutarán la noche del 31 de diciembre, en la que tradicionalmente se corona la nueva soberana.

Mara es hija de los señores Mauricio Millet Reyes y María José Sánchez Ortegón de Millet, y tiene un hermano, Mauricio, de 14 años.

1 / 4