Saúl Franco López, mejor conocido como “Quizás”, presenta un avance de su álbum debut como solista, el cual tendrá como nombre “Vagabundos”. “Detrás de Marte” es el primer sencillo que ya se puede escuchar en todas las plataformas digitales y muestra un poco de hacia dónde se va a dirigir ese nuevo material, hablando de temas que normalmente no se escuchan en una canción y con un sonido mucho más maduro y sólido.

Seguramente ya lo has escuchado o su cara se te hace familiar pues desde hace 15 años se dedica a la música y formaba parte de la banda “Pervertida niña ácida”, la cual finalizó hace un par de meses.

Nos reunimos con “Quizás”, para que nos cuente un poco más acerca de su nueva etapa musical. Su gusto por la música nació desde que era niño, pues uno de sus abuelos tocaba la guitarra y siempre le cantaba canciones. “Decidí lanzarme como solista para no perder mi trabajo y la continuidad a lo que había hecho. Es la primera vez que saco un material de estudio pero muchas veces había tocado bajo ese seudónimo en formatos pequeños y únicamente con mi guitarra”. Su más reciente presentación fue como telonero del regiomontano Charlie Rodd durante un showcase en Pacífico Studios.

“La intención es que en mi próxima presentación me puedan ver con una banda completa y mostrar cómo suena este nuevo proyecto; es una adaptación a lo que me gusta porque ya no podía seguir con el estilo anterior, yo creo que fue una manera de simplificar mi música”, explica el joven.

Para el primer sencillo, “Quizás” se encargó de la letra y la música fue compuesta por Robin, su antiguo compañero de la banda inicial y quien seguirá apoyándolo para su nueva etapa. El tema surgió porque Robin vio un poster de Marte en la revista National Geografic y la impresionante imagen lo inspiró para crear una canción. “Somos unos ñoños, nos gusta mucho la ciencia, ficción, y astronomía. Se me ocurrió la idea de escribir la canción como una oda a las películas de ciencia ficción, realmente hace muchas referencias a cosas que pasan en el espacio pero también habla de ese momento en el que parece estar yendo todo bien y de la nada se pone mal, de la incertidumbre y ese momento en el que no sabes qué hacer”, abundó.

Lo que más le gusta es que las canciones sean una especie de collage sin una temática tan específica. “Busco expresar temas que no se hablan en español, estoy consciente de que casi todas las canciones son de amor o de pasarla bien y siento que son como enajenaciones de la realidad que vivimos; me gusta hablar de temas que pasan desapercibidos pero producen una empatía”.

Hasta el momento, el material completo incluye seis temas que ya fueron grabados, pero es posible que le agregue más antes de su lanzamiento. El material fue grabado en su casa, las voces en el Tecnológico de Monterrey, y fue mezclado y masterizado en Pacífico Studios por Sureste Records.

Además de la música, le dio una gran importancia a todo el aspecto visual y conceptual del material, ya que decidió incluir fotografías de Lizette Abraham para ilustrar cada tema. “Son imágenes con sábanas en las que ella se envuelve y va modificando colores; lo que yo quería hacer con esto es que su arte llegue a más personas, tal vez no pueda convencer a la juventud de que vayan a los museos pero puedo hacer que el arte les llegue de otra manera”, explicó.

“La idea es que el proyecto ayude a integrar más talento yucateco para demostrar todo lo que se hace en el estado y demostrar que todos podemos vivir de lo que se hace y sobre todo los artistas; tener un trabajo aparte y ser un artista en tu tiempo libre es una de las cosas más difíciles en este país, no te deja suficiente tiempo para desarrollarte plenamente”.

Sobre el género que toca, explicó que no le gusta encasillarse en uno solo sino que dotar de una versatilidad a su proyecto ya que puede presentarse en tres distintos formatos. “La idea es que cada canción en diferente formato tenga su propia manera de ejecutarse. Reinventar las canciones es algo importantísimo para mí. Tenemos piano, guitarras acústicas, eléctricas, baterías sintetizadas, efectos de pads, la idea es combinar un montón de cosas”.

Lo que quiere no es ser algo quien te haga saltar con sus canciones sino “que te quedes quieto pero te estés desmoronando por dentro, que sientas cosas y crees historias. Creo que la música me ha salvado muchas veces en situaciones difíciles, he encontrado reflexiones en las letras. Muchos artistas han encontrado la empatía para conectar con mucha gente y eso es lo que quiero hacer”. La música lo ha llevado a “conocer personas a un nivel muy íntimo, que alguien se me acerque y me diga ‘gracias por escribir esta canción’ es algo que realmente me ha hecho sentir bendecido. Poder darle un tipo de paz y catarsis a las personas, o que simplemente las hagas feliz con algo que creaste es la mayor satisfacción. Tal vez no he alcanzado la fama de alguna manera pero me he sentido importante en la vida de las personas que escuchan mi música y me motivan a seguir”.

Si quieres saber más de “Quizás” puedes seguirlo en las redes sociales y escuchar su música en todas las plataformas digitales.

1 / 4