Rivera Maya es uno de estos destinos que hay que visitar al menos una vez en la vida. Es el paraíso en la tierra, por esto muchos lo eligen como el destino ideal para ir de luna de miel o cuando quieren hacer una escapada realmente especial. Rivera Maya se encuentra en el Mar Caribe de México, con una extensión de 140 quilómetros de costa que discurren entre Isla Blanca y Punta Allen. Está lleno de hoteles rivera maya impresionantes, para una escapada de sueño. Te damos algunas ideas de lo que puedes hacer en este paraíso.

Qué hacer en Rivera Maya

1. Visitar la Reserva Ecológica de Sian Ka’an

Rivera Maya no es solamente metros y metros de playa, hay un paraje natural increíblemente sorprendente a los ojos de los visitantes por descubrir. Sian Ka’an se encuentra al sur de Tulum y se trata de una reserva de la biosfera declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es un sitio espectacular donde contemplar cenotes, manglares, lagunas, dunas, y por supuesto, disfrutar de unas aguas espectaculares.

Además en Sian Ka’an se encuentran 23 yacimientos arqueológicos. Uno de los más inquietantes es el de Muyll, que se encuentra dentro de la selva y desde donde se ve Chunyaxché, un espacio con aguas turquesas que te alucinarán.

2. Pasear por Chichen Itzá

No puedes viajar a México, y más aún a Rivera Maya, y no visitar una de las siete maravillas del mundo. Se trata de un vestigio maya con un valor histórico impresionante. Allí podrás dejarte sorprender por la Pirámide de Kukulkán y el resto de yacimientos. Aunque tu objetivo del viaje sea disfrutar de las playas paradisíacas de Rivera Maya, no dejes de visitar este espectacular yacimiento.

3. Hacer submarinismo

¿Sabías que en Rivera Maya se encuentra el segundo arrecife mesoamericano más grande del planeta? Eso provoca que bajo las aguas de estas playas turquesas se encuentre una vida marina muy ajetreada. Si te sumerges en sus aguas podrás divisar mantas, peces loro, tiburones, tortugas, peces mariposas, etc.

4. Sumergirse en los cenotes

Los cenotes son otra de las joyas paisajistas y naturales que encontramos en Rivera Maya. Se trata de cavernas profundas que se forman de manera natural y que están propiciadas por el tipo de terreno que hay en esta zona. El paso de los años ha hecho que se conviertan en grutas semicubiertas y de cielo abierto. Son realmente espectaculares, y lo mejor de los cenotes de Rivera Maya es que la mayoría son totalmente accesibles y se pueden visitar, tanto por fuera como por dentro. Así que te animamos a lanzarte en su agua y practicar snorkel para ver lo que hay dentro de estas aguas. Si quieres conocer aún más lo que hay bajo estas aguas también puedes contratar una excursión de buceo. Algunos de los cenotes más conocidos son: Gran Cenote, Jardín del Edén o Carwash.

5. Un baño con tiburones ballena

Es la especie más grande del mundo y muchos viajan hasta Holbox, en Rivera Maya, para poder nadar con este enorme animal. Se trata de una de las actividades más conocidas para realizar en esta zona. Si te atreves, te recomendamos que preguntes en tu hotel rivera maya sobre excursiones para ir a conocer el tiburón ballena.

6. Visitar Cobá

Se trata de otra de las zonas arqueológicas que hay que visitar durante el viaje a Rivera Maya. Se encuentra a 47 quilómetros de Tulum, y se trata de uno de los yacimientos más importantes de la cultura maya. Llegaron a vivir allí 50.000 perronas y ocupa un espacio de 80 quilómetros cuadrados. La pirámide de Nohoch Mul es una de las más impresionantes de esta zona.  Se dice que lo que se ve es solamente el 5% de los restos arqueológicos que hay, el resto aún se encuentran bajo tierra, más de 6.500 estructuras.

7. Dejarte seducir por Tulum y sus playas

Y claro, si has venido hasta aquí es para disfrutar de espectaculares playas. Por esto lo primero que hacen los viajares es pisar Tulum y sacarse la típica foto con el agua turquesa y el paraíso de fondo. Tulum es el punto ideal para asentarse y explorar desde allí Rivera Maya. Tulum, a diferencia de Playa del Carmen o Cancún, es un rincón más tranquilo, que cuenta con la misma cantidad de servicios, pero que permite descansar mejor a los que buscan desconexión y tranquilidad.

8. Báñate en Punta Maroma

Punta Maroma es una de las playas más espectaculares el mundo, por esto no puedes irte de Rivera Maya sin verla. Es la típica playa de arena blanca, aguas cristalinas con arrecifes de coral impresionantes. Sin duda el mejor rincón para sumergirse.

Te animamos a que tu próxima escapada sea a Rivera Maya, uno de los rincones del mundo más espectaculares.



Ocho planes para tu escapada a Riviera Maya.