Un restaurante totalmente plus a precios muy accesibles es lo que ofrece Trotter´s, un espacio mágico diseñado en el jardín de una casona antigua, en el que destaca su cocina fusión con un nuevo enfoque mucho más casual adaptándose a los nuevos hábitos de consumo y todo perfectamente pensado para maridar con cualquier vino o coctel de su selecto y variado bar.

Trotter´s ha sabido conquistar el paladar de sus comensales desde hace 14 años gracias a lo original de sus platillos, con una mezcla de sabores americanos y mexicanos, así como la frescura en sus productos -pues no ofrecen nada congelado-, y sobre todo destaca la hospitalidad y calidez de todo el personal. No es un restaurante que puedas ver en muchos lugares del mundo, pues conserva intacta la arquitectura de la casona con un diseño interior creado por el arquitecto Xavier Salas, lo que le brinda un ambiente muy moderno, sofisticado y a la vez amable con la naturaleza.

“Fue el primer restaurante con un estilo moderno ‘fine dining’ de la ciudad. Inventamos el concepto elegante casual y le pusimos nuestro apellido porque estábamos apostando todo por el lugar”, explicó Paul Trotter, fundador del sitio.

La gran respuesta que han tenido es gracias a que sus visitantes disfrutan del ambiente y servicio cálido. “Estamos en una de las principales avenidas, en medio de la ciudad y eso es una maravilla. Nuestro personal es feliz, llevan muchos años trabajando con nosotros y están altamente calificados para asesorar a los comensales. Nuestra meta es siempre sorprender al cliente con algo y que se sientan cómodos”, añadió el reconocido empresario restaurantero.

Entre los platillos que ofrecen, destacan los ostiones Rockefeller preparados con una mezcla de quesos y espinacas bechamel. “Es de nuestros platos insignia, desde que abrimos son parte del menú y es la entrada más vendida”. Otras opciones muy reconocidas son los cortes angus, la tártara de atún, la jaiba de concha suave y el chuletón de cerdo, catalogado como un platillo “maravilloso”, pues no se ofrece algo similar en ningún otro sitio de Mérida.

El nuevo menú tiene un aire un poco más casual pensando en la ola de comensales ‘healthy’, preocupados por la salud y que se alejan de la comida muy cargada de grasas; son platillos perfectos para conquistar a los paladares más jóvenes.

Paul Trotter explicó que cada platillo fue diseñado por el chef ejecutivo Armando Morales, los chefs de la cocina y él mismo. “Una vez que nos enloquece a nosotros, entonces puede salir a la venta, somos muy meticulosos en nuestra cocina”, abundó. En las nuevas opciones sobresale el sándwich de jaiba de concha suave (ideal para maridar con un vino blanco), así como los tacos de camarón con salsa de tamarindo, pastas vegetarianas, el aguachile de camarón con toque de mango y el poke de salmón, traído de Canadá cada semana y nunca congelado. De su restaurante hermano, incluyeron la hamburguesa Bryan’s.

“Tenemos el afán de hacer más casual el menú, siempre pensando en todo tipo de gustos, utilizamos menos grasas y aceites y nos enfocamos más en la proteína y verduras”, añadió el empresario. Sin embargo, los platillos más clásicos seguirán siendo parte de la oferta para complacer a sus visitantes más arraigados. Sobre las bebidas, todo los cocteles son creados por un mixólogo aprovechando las frutas y cítricos de la región, con mezclas que incluyen ginebras o mezcales. “Mi gusto personal es el gin con agua quina y frutas muy ligeritas”, recomienda Paul Trotter.

Además, el lugar fue de los primeros en la ciudad en ofrecer un programa de vino por copeo amplio, ofreciendo una gran variedad para que sus clientes puedan probar un buen vino sin necesidad de comprar toda la botella. Cuentan con el vino rosado Bryan’s que es marca propia y combina perfecto con el nuevo menú, así como el vino tinto Trotter’s que es un cabernet sauvignon del Valle de Guadalupe. “Somos muy buenos sirviendo vinos”, asegura el restaurantero.

Es un sitio totalmente familiar atendido por sus dueños, al que pueden asistir incluso los más pequeños del hogar, ya que cuentan con un área de niños en la que son vigilados por una nana mientras disfrutan de los juegos o la televisión. Por las noches, tiene un ambiente totalmente rejuvenecido con música de Dj los viernes y sábados para que los más jóvenes disfruten la vista de la increíble terraza con snacks únicos y la amplia mezcla de cocteles. Aunque siempre se ha destacado por ser un lugar ‘fine dining’, la realidad es que la relación entre su precio, la calidad y sabor es algo que sorprende. “Tenemos la habilidad de ofrecer increíbles platillos y un gran ambiente con un rango de precios muy accesible”, aseguró Paul Trotter.

Trotter´s se ubica en la calle 31 número 134 entre 36 y 34 de la colonia Buenavista y puedes visitarlos de lunes a sábados en horario de 1 de la tarde a 3 de la madrugada y domingo de 1 a 6 de la tarde.

1 / 6