A sus 20 años, Frida Lemus es la instructora de apnea más joven del mundo y es campeona nacional de este deporte extremo, demostrando que con esfuerzo y disciplina los sueños se hacen realidad.

¿Te imaginas aguantar la respiración para sumergirte en las profundidades de un cenote? Pues eso es precisamente lo que a Frida Lemus le apasiona. Hace unos días la deportista mexicana acudió a la redacción de Plan B para platicarnos un poco más sobre su profesión. “La apnea es un deporte que consiste en llevar un control mental para dominar tu cuerpo y poder suprimir la necesidad más básica del ser humano que es la respiración. Así se puede recorrer distancias horizontalmente o verticalmente, o quedándose estático y aguantando el mayor tiempo posible”.

Los deportistas de esta disciplina tienen una gran variedad de lugares para practicar, pues puede ser en piscina o en el mar, pero Frida prefiere sumergirse en los cenotes para aprovechar estas maravillas naturales.

Frida era nadadora del equipo estatal de Yucatán, pero a los 15 años sufrió una lesión y tuvo que dejar la natación por un tiempo. Fue entonces cuando Alejandro Lemus, su tío, conocido como “el hombre más profundo de México” la introdujo al mundo de la apnea.

En su primera competencia nacional obtuvo el primer lugar en las 3 disciplinas de piscina: Apnea Dinámica con Aletas, Apnea Dinámica sin Aletas y Estáticas. Su segunda competencia fue en el Campeonato Internacional de Cuba y además de ganar una medalla de oro, estableció su primer Récord Nacional con 98 metros en la disciplina de Apnea Dinámica sin Aletas.

Aunque en un principio practicaba los dos deportes, posteriormente decidió dedicarse al también conocido como “freediving”. “Cuando pasé a la prepa por el nivel de exigencia de los estudios y como estaba estudiando más idiomas decidí enfocarme a la apnea, pero nunca dejé la natación porque es parte del entrenamiento”.

Múltiples talentos

Frida es instructora certificada por la Professional association of diving instructors (PADI) y por la International Association for the development of apnea (AIDA), siendo la más joven del mundo. Cuenta que fue su tío quien le dio los cursos para ser instructora de apnea y aunque se pudiera pensar que fue más sencillo en realidad le hacía repetir cada curso varias veces hasta que se lo aprendiera bien. “Hay textos complicados de biología, fisiología, física… todo lo tienes que saber de la A a la Z y de reversa”, asegura.

Ser instructora de apnea le da a esta deportista la satisfacción de enseñarles la disciplina a más personas, además de que le permite solventar los gastos para seguir compitiendo; también es instructora de primeros y segundos auxilios.

“El deporte se puede dividir como 70 % mental y 30% físico; puedes tener la mejor condición pero si no controlas tu mente no vas a poder”. Por eso es que practica yoga y de hecho también se prepara para ser instructora de esta disciplina. Por si fuera poco, practica también pilates, danza aérea, va al gimnasio, estudia francés y chino, y es vicepresidenta del consejo estudiantil de difusión y deporte de su universidad. La joven asegura que le gusta estar activa y eso es un poco del mensaje que quiere compartir con los jóvenes: invitarlos a ser proactivos y participar en diferentes actividades extracurriculares.

Aunque el “freediving” –y mantenerse al día con el resto de su agenda– requiere de mucha dedicación y estudio, todo esto le ha permitido a Frida demostrar que la constancia y disciplina sí llevan a algo. “Todo el esfuerzo da sus resultados y son los resultados que esperas”.

Algunos de sus logros más destacados:
•Récord de 127 metros Apnea Dinámica Sin Aletas en piscina (2017)
•Récord de 158 metros Apnea Dinámica con Aleta en piscina (2016)
•Récord 28 metros de Peso Constante Sin Aletas en profundidad (2012).
•8º lugar del ranking mundial AIDA del 2014 con 48 metros en Peso constante Sin Aletas en profundidad, siendo la más joven en el mismo.
•Medalla del Mérito Deportivo del Instituto del Deporte del Estado de Yucatán.

1 / 4