Kristya Escamilla ha logrado una corta pero fructífera carrera en el mundo del modelaje y de hecho, ha sido portada de Plan B en dos ocasiones. Aquí nos revela un poco de sus gustos, entre los que se encuentra la fotografía, aunque su verdadera pasión es la pasarela.

“Kristya o Naomi, es lo mismo, me llaman de las dos maneras”. Así comienza la plática que tuvimos con Kristya Naomi Escamilla Cardós, quien a los 15 años tiene una sólida carrera en el modelaje. Fresca y risueña, accede a darnos un poco de su tiempo, ya que aparte de estudiar, toma clases de baile y constantemente tiene pruebas de vestuario y modelaje.

“Ya me marcó Ary (Marrufo) dos veces por una prueba de vestuario que tengo al rato”. Y así, en medio de sus compromisos, relata cómo fueron los inicios de su carrera. “Empecé tomando un curso con John Robert Powers a los 10 años; después estuve en 4 módulos con Érika Cruz, Nuestra Belleza México 2001, y de ahí empecé a hacer pasarelas y fotos”.

“¿Qué es lo que te gusta más?”, preguntamos. Ella respondió: “Me gustan las fotos, pero definitivamente las pasarelas son lo mío. Eres el centro de atención, aparte de que proyectas fuerza y positivismo. Interpreto a un personaje como si fuera actriz”, puntualiza.

Ante estas afirmaciones, le preguntamos si fue lo mismo que sintió al interpretar a una africana en una sesión para Plan B con el fotógrafo Carlos Velázquez. “Las africanas tienen un aura de misterio y me tuve que convertir en una de ellas, una mujer mítica. Fue algo padrísimo, porque armamos toda la producción en un estudio y al día siguiente la repetimos en Dzibilchaltún. Me maquillaron dos veces. Sólo me dejé las trenzas y cuando me las quitaron se me hizo un afro, no parecía yo (ríe), y así me hicieron una foto al final de la sesión. Me oscurecieron la piel, me pintaron grecas, era otra persona”, agrega.

Lo camaleónico que resulta el modelaje es algo que a Naomi le encanta. “Una vez hice una campaña de quinceañeras. Me vistieron de rojo y mis amigos me empezaron a decir que era la Jessica Rabbit Morena. Otra vez una vecina juró nunca haberme visto en una pasarela en Plaza Altabrisa cuando sí estaba. El maquillaje y la actitud lo hacen todo”, comenta.

Salir en Plan B es algo que siempre soñó. “Más chica veía que mis compañeras modelos salían en la portada y les preguntaba cómo le hacían… era mi sueño. Después de África, hice otra sesión con diseños de Víktor Sánchez que también salió en portada e interiores. Ahí fue más relajado que en África, porque me tocó un fotógrafo alemán (Jan Leber) y aprendí palabras como ‘Si’ que es ‘Ja’ y ‘Nein’ que es ‘No’.

En sus tiempos libres, Kristya disfruta de ver series. “Aunque también salgo con amigos, no crean que no tengo (ríe). Ahorita también estoy tomando un propedéutico porque quiero entrar a la Prepa 1. Siempre he sido de buenas calificaciones y me encantaría cumplir con mis estudios a la par de mi carrera en la modelada”, asegura la joven.

Kristya se despide para irse a su prueba de vestuario, no sin antes tomarse una foto con el equipo de Plan B y mandarles un beso a nuestros lectores. “Les deseo mucho éxito para Plan B”, finaliza.

1 / 6