ibisc004

  • José Manuel, tienes padre médico y madre química ¿Esto te llevó a estudiar medicina?

“Creo que la genética es importante, pero sobre todo la influencia que puedes tener de tus padres como ejemplo a seguir. Nunca voy a olvidar que a mis 3 años de edad tuve mi primer botiquín medico de juguete y durante mi educación primaria, los estuches de química con los que hacíamos experimentos básicos e interesantes. Para un servidor siempre fue normal ver a mi papá llegar a la casa después de una jornada de trabajo en el hospital, almorzar, descansar e ir a trabajar al consultorio por las tardes, por lo que la bata blanca que caracteriza esta profesión, siempre me resultó familiar. Tuve la oportunidad de que mi mamá fuera mi maestra de Laboratorio y Química, materia que no para muchos resulta agradable, sin embargo su forma de explicar y enseñar me facilitó el entender las bases de la bioquímica y farmacología. Aun así, si no hubiera estudiado medicina, quizá hubiera optado por una carrera relacionada con la Publicidad y Relaciones Públicas.”

  • Sabemos que es una carrera difícil y de mucha paciencia ¿Alguna vez sentiste ansias de tirar la toalla?

“Afortunadamente nunca. Si bien es una carrera que requiere de un gran compromiso y en ocasiones, sacrificios importantes, como por ejemplo dejar de asistir a eventos que conmemoran fechas como cumpleaños o reuniones, siempre tuve claro el objetivo de estudiar y posteriormente ejercer una carrera que estaba encaminada a tratar con la gente y que todo al final valdría la pena.”

  • ¿La medicina estética siempre fue tu pasión? ¿O poco a poco te fuiste perfilando a dicha rama?

“Tuve la oportunidad de trabajar durante muchos años en Dependencias Gubernamentales que perfilaron mi carrera hacia la Salud Pública, que es sumamente necesaria para crear, modificar y ejercer políticas públicas encaminadas a solventar las necesidades de cada sector de la población, tales como la prevención de enfermedades y promoción de la salud. Es de este modo como trabajé con niños con Cardiopatías Congénitas y enfermedades oncológicas, personas con Discapacidad Auditiva, Adultos Mayores, mujeres que han sido víctimas de Cáncer tanto de seno como cervicouterino, quienes fueron el motor que me permitió e implementar programas que impactaran en forma positiva, pero sobre todo sensibilizaran a la población en general sobre la importancia de fomentar redes de apoyo que deriven en elevar el nivel de vida de los pacientes y sus familias”, puntualiza.

“Quizá todo lo anterior se originó en gran medida a la hiperactividad propia, que me dejaba siempre la sed por realizar acciones diferentes, salirme un poco del margen y del protocolo, siempre y cuando esto fuera en beneficio de un programa y sus beneficiarios, exponer los puntos positivos que la creación de un evento deberían significar, escuchar y ser escuchado; sin embargo, todo tiene un tiempo y sobre todo un ciclo que decidí cerrar, pues ya esta área de la medicina me había enamorado y fue imposible ignorarla, es casi adictiva y sobre todo muy gratificante a otro nivel del que como médico estaba acostumbrado. Es por eso que con el apoyo de mi familia y amigos, inicio mi preparación en la Ciudad de México a la par de crear un concepto como lo que hoy es Hibiscus Clinique”.

  • ¿Por qué dedicarte a ello?

“Porque quería fomentar el ejercicio de una práctica médica sensible con quienes la solicitan, lograr en los pacientes la diferencia del reflejo en el espejo, de un rostro que se repele e incluso molesta, a uno que del mismo modo puede provocar una sonrisa por el gusto de saberse y sentirse más fresco, rejuvenecido y sano”.

ibisc010

  • ¿Cuándo surge Hibiscus Clinique y a qué se dedica?

“Surge de múltiples pláticas y reuniones familiares, en las que todos sentíamos que era preciso realizar un proyecto en conjunto, aprovechando las áreas de oportunidad que tenemos en el ámbito profesional y personal. Mi hermano es Químico de profesión y ha estado involucrado en el área de la formulación de productos dermocosméticos a nivel internacional, por lo que el círculo de médico y formulador se completa y retroalimenta. Somos un concepto de Medicina Integral formado por mi padre, Pediatra de Profesión, comprometido con las prácticas de parto natural, fomento a la Lactancia Materna y estimulación temprana, así como asesoría y consulta en nutrición; y a la par, un servidor, quien se dedica a la valoración de los pacientes que acuden en busca de tratamientos estéticos y antienvejecimiento, entre los que se pueden encontrar:

Terapia de Plasma Rico en Plaquetas, técnica que permite aislar y utilizar los factores de crecimiento (plaquetas) presentes en la sangre del propio paciente para potenciar, acelerar y estimular la regeneración de los tejidos, produciendo una atenuación de arrugas finas y un aumento del grosor y tersura de la piel.

Peelings en los que utilizamos diversas sustancias químicas en la piel, que nos permitan renovar sus estratos (capas) y con esto eliminar las imperfecciones y favorecer un tono uniforme, propiciando una disminución de arrugas, aumento en la hidratación de la piel y secreción adecuada de grasa, así como consistencia y luminosidad.”

Mesoterapia,que consiste en la aplicación de productos en zonas específicas, que favorecen la reducción gradual de medidas a través de estímulos proporcionados por los mismos elementos.

Toxina Botulínica, que consiste en la aplicación de este producto en microdosis (unidades) en zonas denominadas de “conflicto”, como pueden ser el entrecejo y las patas de gallo, buscando la eliminación, atenuación y prevención de la aparición de arrugas o líneas de expresión.

También contamos con servicios específicos como rellenos con ácido hialurónico, rinomodelación sin cirugía, relleno y perfilado de labios y limpiezas faciales, entre otros.

Es importante mencionar, que con base de la experiencia del trabajo con nuestros pacientes y bajo estándares de alta calidad, se creó la línea base de productos Hibiscus Clinique, que se enfoca a tratar los principios de limpieza, nutrición, hidratación y reparación de la piel, considerando como factores importantes la humedad que caracteriza a nuestro región del país y la constante exposición solar que tenemos, con el consecuente fotodaño desde edades muy tempranas”.

  • Hibiscus CliniqueSabemos que los pacientes son muy consentidos, tienes una imagen corporativa que muchos doctores deberían tener, vendes tarjetas de regalo y hasta das galletas con el logo de tu Clínica ¿De dónde surgen todas esas ideas?

“Una vez más, supongo que de la constante hiperactividad que tenemos como familia y equipo de trabajo, pensando en lo que nosotros buscaríamos en un servicio de este tipo, que inicia desde un ambiente cálido y de confianza, donde puedas sentirte libre de complejos y con la mejor actitud hacia un cambio positivo, no solo en lo físico, sino también en lo emocional”.

  • Vivimos en un medio en el que los doctores se procuran en forjar más un nombre pero no hacen uso de la mercadotecnia moderna ¿Tú crees que es indispensable?

“Estamos en una época en la que es necesario estar actualizado en cada uno de los rubros de nuestra área como profesionales de la salud, pero sobre todo tomar en cuenta que nuestros pacientes tendrán una comunicación directa e inmediata a través de redes sociales, las cuales tienen como objetivo dar a conocer los servicios e incluso disipar dudas e inquietudes sobre posibles tratamientos; pero también estoy convencido que no debemos ofertar en forma indiscriminada nuestro trabajo, es fundamental que el paciente este consiente que, como en todo tratamiento médico, existe el factor costo-beneficio y desde el momento de entrar al consultorio, el compromiso deberá ser mutuo y corresponsable”.

  • ¿Qué se siente compartir clínica con tu papá y que parte sea vecino de consultorio?

“No puedo hacer más que sonreír al contestar esta pregunta, tengo el honor de que un gran pediatra al que he admirado desde que tengo uso de razón, sea mi socio y coach profesional”.

  • Cuéntanos de algún momento en el que hayas dicho “Valió la pena mi trabajo”

“Te puedo mencionar dos momentos, el primero fue pocos días después de renunciar a mi trabajo institucional, en el que mi familia, amigos y compañeros organizaron una fiesta sorpresa de despedida y me entregaron un “Jenga” el cual tenía escrito en cada pequeña tabla, mensajes muy personales y de buenos deseos por emprender un nuevo proyecto, pero aun mayor fue mi emoción cuando muchos de esos mensajes eran de pacientes y beneficiarios que tuve la oportunidad de conocer y que se hicieron parte de mi vida, a los cuales siempre estaré agradecido.

El segundo fue durante de inauguración de Hibiscus Clinique, donde pude ver hecho realidad un sueño, que se formó durante muchas noches de insomnio y desvelos, además de compartir este momento con quienes han sido testigos de cada esfuerzo.

1153367

  • Sabemos de tu lado humano gracias a Diseñadores de Ilusiones ¿Cuándo te surgió esta idea?

Esto es algo que mi abuelita, quien tenía la magia en las manos para volver la tela en obras de arte, inspiró. Ella nos contaba junto con mi madre, musas inspiradoras para la realización de muchas de mis ideas, que durante una Navidad, la situación económica de una familia de cinco hermanos, en la cual las dos pequeñas eran mi mamá y mi tía, era precaria, por lo que mis abuelos se dieron a la tarea de volverla inolvidable. Por una parte, compraron dos muñecas que fueron pensadas para cada una de sus hijas en cuanto al color de cabello y ojos, así como de los cambios de vestuario que asemejaban los uniformes escolares de sus futuras dueñas, inclusive la ropa que ellas mismas portaban la nochebuena. Hasta el día de hoy, mi mamá recuerda ese momento y lo que significó para ella como niña.”.

“Muchos años después, durante una reunión de trabajo en la que era evidente la conjunción de esfuerzos por parte de instancias gubernamentales como de la sociedad civil, con las asociaciones como lo es AMANC PENINSULAR, que en forma incansable se encarga de recaudar fondos para, entre muchas otras cosas, solventar los gastos que tienen las familias de los niños y niñas que padecen algún tipo de enfermedad oncológica, se propuso la idea de crear un Desfile de Modas con causa y en el cual los asistentes no sólo aportaran su donativo para el acceso al evento, sino que conocieran a algunas de las niñas que dicha asociación beneficia. La idea de fusionar dos mundos, por un lado, la del diseño de modas, que en nuestro Estado está tomando un auge sumamente importante, al grado de contar con exponentes de talla nacional e internacional; y por otro lado, el que las niñas que están pasando por un difícil proceso, como enfrentar una enfermedad como la leucemia, en mucha ocasiones, ven interrumpida su infancia, por las prolongadas estadías hospitalarias y los malestares posteriores a un tratamiento derivado de la quimiterapia”:

  • ¿Cuál es el objetivo de José Manuel con Diseñadores de Ilusiones?

“Volver realidad, el sueño de las niñas de ser Princesas, desde dos meses antes del evento, cada una de las participantes conocen a sus diseñadores, los cuales en forma humana, paciente y sobre todo sensible, brindan parte del tiempo de su apretada agenda, para conocer a quien será su princesa, escuchar sus gustos personales para que estos a su vez, sean plasmados en dos vestidos, el primero, el llevará su muñeca, la cual la convierte en algo mucho más significativo que un juguete, ya que es único, original e irrepetible, fruto de la conjunción de su inocencia y el arte de los diseñadores; el segundo vestido, será con el que desfilarán durante la pasarela, la cual es especialmente creada para que sepan y sientan que esa noche son el centro de atención de todos los asistentes al evento, quienes aplauden su participación, pero sobre todo su valentía para enfrentar a un dragón, que se llama, Cáncer.”

  • ¿Y cómo doctor?

“Creo que el mismo que tengo como ser humano, ser feliz, por una parte, trabajando en y para quienes disfrutan el fruto del esfuerzo y dedicación, además de ser pacientes, se vuelven amigos. Por otra parte, dejar un buen recuerdo y de ser posible una huella positiva en la sensibilización y concientización sobre temas de salud fundamentales”.

ibisc006

  • Y para finalizar, ¿Cuál es el lado humano de la medicina estética?

“Desde mi primer año en la carrera, se me grabó en la mente una frase de Edmund D. Pellegrino que dice que ‘La Medicina es la más humana de las artes, las más artística de las ciencias y la más científica de las humanidades‘, ese concepto debe ser aplicado en el ejercicio de cada una de sus formas, incluyendo la medicina estética, desvaneciendo el estigma que se ha generado de solamente ser solicitada por personas ávidas de aprobación social por encontrar el ‘elixir de la eterna juventud’.”

  • ¿Qué recomiendas a nuestros lectores para que se animen a acudir a tus servicios?

“Que se den la oportunidad de conocer un espacio creado y dirigido por profesionales en el área de la salud que tenemos la disposición de ser corresponsables en el mejoramiento de la apariencia física y estética, pero sobre todo de la emocional ¡Muchas gracias”.

 

1 / 7