Empática, sincera y al fin humana, Fer Ochoa tiene los pies sobre la tierra y en la mochila gran cantidad de experiencias que le han llevado a diversos lugares, y convertido en lo que hoy es. Fernanda aceptó la invitación de Plan B para dar una plática a estudiantes sobre el movimiento “influencer”.

No le gusta la palabra “influencer” aunque sin duda, en un mundo como el de hoy, ella lo es. Eso sí, prefiere llamarse “instagramer”. Y gracias a eso y a su extraordinaria vitalidad, sentido del humor y carácter, cumplió con una invitación que le hicimos desde Plan B para conocer un poco más de ella, su experiencia, sus orígenes y su humanidad.

Fernanda Ochoa Sousa, más conocida como @fer_8a en Instagram, tiene 27 años aunque es traga-años. Chetumaleña de nacimiento, pero bastante andariega, vive en una Mérida de la que se siente orgullosa y en la que labora como Project Manager en una agencia de publicidad. Y por si fuera poco, ama cocinar y los gatos y ha trabajado de la mano de marcas importantes como Maybelline, Cyzone, Miniso, Uber y Dunkin’Donughts, entre otras.

Sin comerlo ni beberlo y gracias al apoyo de una de sus mejores amigas, la famosa youtuber “Yuya”, se adentró en el mundo digital por medio, inicialmente, de Youtube. Poco a poco fue conquistando Instagram, vehículo que le permitió descubrir más de las redes sociales. “Tu vida y las redes sociales deben ser un mismo canal. Hagan lo que les gusta, estudien lo que les llama la atención porque algo que nunca imaginaste que iba a pasar, finalmente pasa”, comentó mientras impartía una conferencia a un grupo de estudiantes asistentes a la semana de enseñanza “Conexión M”, promovida por Grupo Megamedia dentro de sus instalaciones.

Aunque Fernanda no terminó sus estudios y experimentó varios cambios de rumbo durante sus años estudiantiles, no fue un impedimento para no cumplir sus sueños y alcanzar las metas hasta lo que hoy es. “El éxito se basa en ordenar las prioridades”, señala y, en su caso, pone su trabajo actual en primer lugar, y su tarea “instagramer” por detrás.

Eso sí, todo tiene sus desventajas: “la presión extra de mi trabajo como Project Manager hace que no tenga tiempo suficiente para subir contenido diario a mis redes” como su audiencia actual espera. Ella es más práctica y prefiere planear sus publicaciones basándose en valores humanos y en su personalidad. “El contenido que se sube a las redes genera un impacto en los seguidores. Por eso el ‘influencer’ debe transmitir mensajes positivos, reales y sobre todo congruentes, es decir, debe haber congruencia entre las acciones de tus acciones y lo que subes a las plataformas digitales. No debes ser una persona en la vida real y otra diferente en las redes. Si no hay congruencia y autenticidad en lo que subes a las redes sociales y en tu vida personal, con el tiempo terminas convirtiéndote en un producto y así te comienza a ver la gente”.

@fer_8a cuenta con más de 26,200 seguidores en Instagram, su principal medio de difusión.

1 / 6