“Ya veremos” es una película completamente familiar protagonizada por Emiliano Aramayo, Mauricio Ochmann, Fernanda Castillo y Erik Hayser. Aunque es una comedia tiene un fondo mucho más profundo en el que reflejan qué tanto puede afectar una enfermedad como el glaucoma a toda a una familia, resaltando el lado positivo y la importancia de mantenerse unidos en todo momento.

Si nos sigues en redes sociales, seguro fuiste uno de los afortunados que ya vio la premiere y esperamos que la hayas disfrutado tanto como nosotros; si no, no te preocupes porque ¡hoy es el estreno a nivel nacional!

La trama cuenta como Santi (Emiliano Aramayo), quien ha vivido la separación de sus padres, recibe la noticia de que sufre glaucoma y debe someterse a una cirugía para no perder la vista; antes del procedimiento decide hacer una lista de deseos que espera cumplir con sus papás. Es así como Rodrigo (Mauricio Ochmann) y Alejandra (Fernanda Castillo) dejan a un lado sus diferencias para hacer feliz a su hijo, aunque “ya veremos” si no funciona como una estrategia para reavivar el amor entre ellos.

“Desde que leí el guion me atrapó. La clave es que hicimos la película en familia, con todo el corazón y entregadísimos; creemos que tiene todos los elementos para que el público la pueda disfrutar”, explicó el director Pitipol Ybarra durante la rueda de prensa para presentar el filme.

“Ya veremos” fue el primer proyecto fílmico de Emiliano Aramayo de 11 años de edad, quien calificó la experiencia como “lo mejor” que le pudo pasar en su debut. “Tuve toda la suerte del mundo de que me dieran esta oportunidad; es un personaje difícil pero fue una experiencia muy divertida. Estoy muy feliz por los compañeros que tuve”, declaró el joven actor.

Lo más difícil para él fue el rodaje en Acapulco donde tenía que quedarse hasta altas horas trabajando, aunque asegura que todo el tiempo contó con apoyo y se sintió muy bien.

“Aprendí un buen de cosas sobre cómo ser profesional y seguir siendo yo mismo. El proyecto me ayudó a darme cuenta de que quiero estar con mi familia y adoptar un perro. Creo que cambié mucho y ahora mi plan es conseguir nuevos papeles y crecer hasta que me vuelva como mis compañeros, eso me encantaría”, confesó.

Mauricio Ochmann es el único del elenco que es papá en la vida real, logrando conectar más rápido con su personaje. “Tengo una hija de 14 años, soy papá de fines de semana y me pareció interesante porque rescata los valores de la familia, te enseña a voltear a ver a tus hijos; todos estamos tan inmersos en nuestra profesión o cumplir las metas personales que descuidamos a los nuestros y el mensaje es no esperar a que pase algo tan fuerte para ver las necesidades e intereses de las personas que amamos”, platicó.

Ochmann piensa que para los espectadores será muy fácil identificarse con la trama pues aborda situaciones muy comunes en la vida actual. “Está muy bien lograda y al final todos se llevan algo. Tuvimos unas premieres en Guadalajara y Monterrey con público de todas las edades y la respuesta es maravillosa. Creo que es una película entrañable”, agregó.

Para Fernanda, la clave está en que el rodaje lo hicieron en un momento de mucha esperanza para el país y eso los ayudo a realmente unirse. “Filmamos después de un momento de mucha vulnerabilidad en la ciudad por el terremoto, todos necesitábamos un abrazo y eso nos dio un espíritu especial para contar la historia y hacer una revalorización de la familia”, añadió.

La actriz aceptó el proyecto porque es una historia que habla de “seres humanos reales que tienen errores y aprenden a ver las cosas desde otra perspectiva. Me conmueve esta emoción y amor incondicional de hacer cualquier cosa por los hijos y Emiliano nos enseñó a jugar otra vez y ser como niños; era una gran ilusión levantarnos a grabar con él y es lo mejor que me ha pasado en mi carrera como actriz”, abundó Fernanda.

Además, el filme le permitió compartir rodaje con su pareja Erik Hayser llevando su amor a la pantalla grande. “Nuestro principal cometido era que no seamos nosotros mismos, sino una pareja distinta. Fue un proceso muy padre porque estuvo conmigo en todo el proceso y aunque había días que estaba realmente cansada él estaba ahí para apoyarme”, dijo.

Erik Hayser da vida a Enrique, la nueva pareja de Alejandra quien tendrá que adaptarse y hacerse a un lado para cumplir los deseos de Santi. “Sentí que era una historia que necesitaba ser contada porque nos permite mirar al otro de cerca. Me siento honrado al trabajar nuevamente con Pitipol, es un director al que quiero con el alma y admiro porque me ha tocado verlo crecer y crecer con él en cada proyecto. Además, es un privilegio volver a trabajar con Fernanda que no solamente es el amor de mi vida, sino una de las actrices que más admiro; fue increíble estar en escena y crear ficción contigo”, confesó el actor.

Para darle mayor realismo a los temas médicos, el director y los actores realizaron una amplia investigación y estuvieron en contacto con especialistas; incluso contaron con la presencia de un oftalmólogo para todas las escenas de hospital y grabaron una escena acompañados por personas de la asociación de invidentes “Vemos con el corazón”. “Una de las primeras peticiones al guionista fue que todo sea lo más fidedigno posible. La secuencia con la asociación no estaba en el guion pero nos dimos cuenta de que hacía falta tener esa inclusión”, finalizó Pitipol Ibarra.

1 / 5