En todo lo ancho y largo de la República hay lugares bellísimos para ser visitados y explorados; sin embargo, nuestra propuesta para este Escápate es que dejes la ciudad y te sumerjas en la belleza escondida que hay entre bosques y montañas; y qué mejor manera de hacerlo, que pasando unos días en cabañas alejadas.

En estos sitios tendrás la oportunidad de relajarte y olvidarte de todo, pero no significa que tendrás que viajar durante un sinfín de horas para llegar. Si estás de visita en Ciudad de México por placer, esta selección de cabañas que te presentaremos a continuación te quedará muy bien para huir del mundanal ruido. ¡Continúa leyendo!

Copalli, Malinalco

Copalli es un lugar naturalmente privilegiado, que se encuentra en las faldas de una montaña y está rodeado de vegetación, haciendo de su paisaje un espectáculo visual imperdible. Las cabañas son tres; en ellas pueden entrar de 2 a 5 personas, y son base palapa. Están construidas con bambú, pero con extrema precaución ante el entorno natural que las rodea. Se ubican a dos horas de Ciudad de México, a escasos 10 minutos desde el Pueblo Mágico de Malinalco; es un lugar bastante apartado y silencioso en donde puedes entrar en contacto directo con la naturaleza, y disfrutar de uno de sus principales atractivos: el temazcal. ¡Lo único que necesitas son las ganas de ir y reservar!

Huasca Sierra Verde, Huasca de Ocampo

Si lo tuyo no es privarte de ciertas comodidades, seguro el término “glamping” te suena familiar. Y si no, aquí te explicamos: el concepto significa hospedarse en un sitio natural, pero sin perder ciertas comodidades básicas, y no tan básicas. ¿Te interesa? ¡Lo puedes probar en Huasca Sierra Verde, a tan solo 2 horas de Ciudad de México! Las instalaciones consisten en unas tiendas con forma de iglú, las cuales contienen desde camas matrimoniales hasta Internet. Manejan varias opciones de alojamiento, pero también es conveniente que sepas que los costos varían según el día de la semana y el mes en el que vayas; no obstante, incluye desayuno americano. Lamentablemente, no permite el acceso a mascotas.

Los Achicuales, Cuetzalán

La versión más rústica de esta selección definitivamente es Los Achicuales, y la más lejana también, ubicada a 4 horas de Ciudad de México, en el Pueblo Mágico de Cuetzalán. Si quieres aventurarte y vivir la experiencia completa, disfrutando una noche en una cabaña hecha de madera o de piedra, éste es el lugar idóneo. Si bien el lugar es rústico, brinda amenidades básicas.

Dentro del complejo puedes hacer uso de sus dos albercas; asimismo, en las instalaciones se ofrecen masajes, sesiones de temazcal y tours por lo puntos más representativos de la zona. Así que no lo pienses más, ¡di sí a la aventura!

1 / 5