¡Cries in spanish! Llego el momento puedes llorar de felicidad:

La PlayStation 5 llegará en Navidad de 2020, nombre y fecha confirmado por Sony, durante una presentación por streaming que se realizó el 18 de marzo, Sony reveló las especificaciones técnicas de su próxima consola y confirmó algunos rumores. Por ejemplo, la PS5 integrará una CPU personalizada AMD Zen 2 con ocho núcleos a una velocidad de 3.5GHz y una GPU AMD de 10.3 TFLOPS con trazado de rayos.

Estas características ya había sido revelada en abril de 2019, cuando Sony habló con Wired y confirmó que la PS5 contará con un CPU (de los procesadores Ryzen) y un GPU (de la familia Radeon VII) ambos del fabricante de procesadores AMD. Durante esa entrevista, Sony dijo que el GPU ofrecerá ray tracing, una tecnología que ayuda a mejorar los efectos de luz como las sombras y los reflejos. También integrará una unidad de almacenamiento interno (SSD) de 825GB, una memoria RAM de 16GB (GDDR6) y un motor de audio 3D Tempest.

En octubre, Sony habló en exclusiva con Wired y reveló detalles sobre el mando de juego DualShock, el cual tendrá gatillos con retroalimentación háptica; esto quiere decir que se podrán tensar o hacer más duros de presionar cuando el usuario esté, por ejemplo, tensando un arco listo para lanzar una flecha.

El mando más inmersivo

Uno de los elementos más enigmáticos de las nuevas consolas son sus mandos. ¿Cómo serán? ¿Se parecerá el mando de Playstation 5 al de Playstation 4? La respuesta, a juzgar por los primeros prototipos que Sony ha facilitado a prensa y desarrolladores, es sí. A nivel visual, el Dualshock 5 -todavía no está confirmado que acabe llamándose así- es muy parecido al Dualshock 4. En su interior, eso sí, alberga una importante novedad que lo diferencia de su antecesor.

El mando de Playstation 5 adopta la tecnología háptica como sustituta de los motores de vibración tradicionales. Con el haptic feedback se puede simular una mayor variedad de efectos con respecto a la vibración del Dualshock 4, limitada únicamente a una mayor o menor intensidad vibratoria.

Es una tecnología que ya hemos visto en otros controladores como los joy-con de Nintendo Switch o el Steam Controller de Valve, pero que Sony pretende llevar todavía más allá. Ya que será posible incluso sentir una variedad de texturas cuando caminas sobre hierba o barro. Pero los haptics no son la única novedad que presenta el nuevo mando.

También han presentado una nueva característica que han llamado gatillos adaptables que permitirá a los desarrolladores modificar el nivel de resistencia y el feedback de los botones R2 y L2. Así conseguirán, por ejemplo, recrear la sensación de estar tensando la cuerda de un arco o pisando el acelerador sobre un terreno rocoso. Esta técnica, combinada con la tecnología háptica, ayudará a producir “una experiencia potente que simulará una variedad de acciones con mayor fidelidad”.

¿Cuál será el precio?

En cuanto al precio, el analista Hideki Yasuda de Ace Research Institute dijo a Twinfinite que la nueva consola llegaría al mercado en noviembre de 2020 con un precio de US$499. Sin embargo, el 14 de febrero Bloomberg reportó que la PS5 tendrá un precio mínimo de US$470 (aproximadamente $11266.18 al valor actual del dólar) 

En entrevista con Wired, Mark Cerny, arquitecto principal de sistemas para la PS4 y para la PS5, confirmó que varios estudios ya se encuentran desarrollando contenido para ejecutarse en esta consola.

El 20 de agosto, el sitio Let’s Go Digital, localizó un documento de patente del supuesto diseño de la PS5 o PSV, por su singular diseño, que Sony habría registrado en Brasil, país donde también registró la PS4. Por el momento tan solo podrían ser rumores y tendremos que esperar un poco más para saber qué se traen entre manos y conocer qué aspecto tiene la Playstation 5.