Inspirada por Tyra Banks y la película “Tamaño Natural”, Rebeca García decidió incursionar en el modelaje a los 18 años de edad. Tras un tiempo consiguió hacerse notar en las pasarelas y recientemente obtuvo el título de Miss Petite Globe Yucatán 2018.

Seguro la has visto en Plan B gracias a su trabajo con distintos diseñadores como en la pasarela “Tlapali” o la reconozcas como la “sirena” en nuestro especial de Halloween del año pasado. Platicamos con ella para conocer un poco más acerca de cómo es iniciar en las pasarelas y los certámenes de moda.

“Yo no sabía nada del modelaje pero un amigo me invitó a participar a una pasarela. Recuerdo que vi a una modelo que me cautivó muchísimo y en realidad no me fijé mucho en la ropa sino en su manera de andar y pensé que así es cómo quería verme algún día. Diosito vio mis anhelos y a los meses siguientes salió una convocatoria para cursos y me inscribí”, explicó acerca de sus inicios.

En realidad no fue tan simple, ya que su papá estaba en desacuerdo y su mamá no quería que descuide los estudios, así que decidió invertir sus ahorros en el primer curso y poco a poco la fueron llamando a más pasarelas. “Creo que vieron algo distinto en mí y les gustó. Ya tengo 24 años y sigo en esto”, agregó.

A pesar de que todo el tiempo se encuentra con niñas más chicas tanto en las pasarelas como en los cursos, aseguró que eso la impulsa a prepararse más. “Al principio me hacía sentir menos pero todo eso cambia y ahora prestó más atención, voy a más clases y quiero seguir desarrollándome. Actualmente hay mucha competencia, caras muy bellas pero también hay oportunidades para todas”, enfatizó.

Otra de sus pasiones es la danza, ya que desde los 3 años comenzó con clases de ballet, jazz y bellydance. “Me gustaría más adelante estar en una academia o poner mi propia academia de ballet”, confesó.

En cuanto a su experiencia en los certámenes de belleza, recordó que el primero en donde participó se llamaba “Quiero ser modelo”, en el que quedó en tercer lugar. Después participó en “Señorita Juventud” obteniendo el segundo lugar y fue hasta ahora con “Miss Pettite Globe” que obtuvo su primera corona. “Yo siento que tenía que pasar por esas experiencias, siempre había soñado con una corona pero nunca había ganado”.

En el certamen reciente, Rebeca sintió que la etapa estatal fue muy rápida y un poco complicada pues tenía que dividir sus tiempos entre su trabajo y las clases. “Casi me sacan, pero hablé con ellos y me entendieron, fue un grupo muy bonito y era la segunda categoría con más niñas”, agregó.

Una vez que ganó la etapa estatal, únicamente tuvo una semana para prepararse y viajar hacia Guadalajara donde compitió contra participantes de todo el país y aunque no logró el triunfo, para ella fue una experiencia muy bonita. “Sentía la competencia enormemente, mi categoría estuvo muy fuerte y Yucatán se hizo ver mucho, nos pedían fotografías para todo y nos distinguían. Al final, hice muchas amigas y conocí más del lugar”.

Todas esas experiencias le han servido para un crecimiento emocional ya que de pequeña sufría bullying y tuvo un trastorno alimenticio. “Todo eso me hizo ser la Rebeca que soy ahora, tener seguridad, preparación, saber organizarme y cumplir mis metas; si algo me gusta o algo quiero lo tengo que hacer y hacerlo bien”.

Para quienes tengan ideas de dedicarse a la misma área, Rebeca aconsejó que conseguir una academia de modelaje para aprender sea una de sus prioridades. “No es sólo pararse y caminar, hay una técnica. También es importante conectarse con otras personas del medio porque eso te va a ayudar muchísimo”, finalizó.

1 / 9