Con las vacaciones es común que se te antoje comer muchas cosas mientras disfrutas de un maratón de Netflix, al estar en carretera o mientras te asoleas cerca de la playa. Para seguir con una alimentación saludable aún en días de antojos y sorprender a todos en las reuniones, te compartimos algunas opciones que no sólo son fáciles y rápidas de preparar, sino que por sus propiedades hidratantes te ayudarán a mitigar el calor.

Brocheta de frutas: Lo único que necesitas son palillos de madera para brochetas y la selección de frutas que más te guste. Las combinaciones que te recomendamos son: piña, sandía, kiwi, mango y fresa; kiwi, melón y fresa; fresa, uva y plátano o kiwi y fresa. ¿Por qué no lo haces más divertido convirtiéndolo en un collar de frutas? Sólo tendrás que utilizar una aguja e hilo para ir atravesando las frutas y hacer la tira lo más largo que tú quieras. No olvides refrigerarlas bien para que no se echen a perder. Puedes acompañar tus brochetas con chamoy o chocolate.

Para comer

Dip de espinacas con queso: Aunque existen decenas de combinaciones de dip, este es una de las opciones más ricas y simples de preparar. Primero tendrás que hervir las espinacas y luego córtalas de manera muy fina. Después licúa 250 ml. de media crema, media taza de queso mozarella y media taza de queso parmesano; una vez que tengas esa crema solamente mézclala con las espinacas y ¡listo! Puedes acompañar el dip con galletas, pan o papas.

Fruta en tiras: Corta jícama, pepino, apio y zanahoria al estilo juliana; agrega limón, una pizca de sal, chamoy en polvo y liquido al gusto.

Jicaletas: revuelve media taza de chamoy en polvo con chile y aparte revuelve chamoy líquido con jugo de limón. Después corta la jícama en círculos y ponles un palillo de madera, remoja la jícama en jugo de limón, después en la mezcla de chamoy líquido, y por último espolvorea el polvo.

Hummus: Los ingredientes que necesitarás son 2 tazas de garbanzo previamente cocidos, 2 cucharadas de agua, jugo de 2 limones, 3 cucharadas de aceite de oliva, una cucharadita de cilantro seco, media cucharadita de paprika, un diente de ajo, 5 cucharadas de salsa de ajonjolí y sal al gusto. Lo único que tendrás que hacer es licuar todos los ingredientes a excepción del aceite de oliva que irás agregando poco a poco; al final debes refrigerar la mezcla durante 20 minutos.

Para refrescarse

Limonada rosa: Los ingredientes para preparar dos litros son una taza de fresas, media taza de jugo de limón y azúcar o estevia al gusto. Lo primero que tendrás que hacer es hervir las fresas con un poco de azúcar y agua, posteriormente se licuan y se cuelan. Vierte el jugo de limón a esa mezcla y endulza al gusto; agrega hielos o déjalo enfriar por 20 minutos en el congelador. Puedes probar con otros sabores como piña, sandía y menta; el procedimiento es el mismo.

Piña colada: Necesitarás una piña entera, medio litro de agua, un litro de leche de coco y leche condensada. Licua todo y agrega hielo para que dé como resultado un frappé. Para servirla con estilo, puedes utilizar la propia piña como un vaso. Sólo corta la cabeza de la piña y extrae el relleno para la mezcla.

Infusión de agua con frutas: Si no tienes un termo infusor, puedes prepararlas en cualquier jarra y dejarlas reposar mínimo dos horas. Lo único que tendrás que hacer es cortar las frutas en trozos y añadir al agua. Las combinaciones que te recomendamos son: sandía y uva; naranja, limón y toronja; frambuesas, moras y cerezas; mago y kiwi; fresa, limón y albahaca; limón con menta; pepino con limón, y melón con sandía. ¡Prueba combinar tus frutas favoritas!

Smoothie: También existen muchos sabores, pero nuestra recomendación para el calor es una combinación de mango, plátanos y arándanos. Sólo tendrás que licuar un mango, un plátano y una taza de arándanos con hielo y agregar azúcar o el endulzante de tu elección. Puedes probar una opción más tropical como piña, mango y chamoy.

Paletas de hielo y frutas: A todo mundo nos gustan las paletas de hielo o bolis porque puedes hacerlas prácticamente de cualquier cosa, son fáciles y eficientes para refrescarte. Para prepararlos puedes conseguir los moldes para hacer paletas, utilizar moldes de hielo y añadir un palillo, o usar bolsas de plástico de ¼ de kilo. Sólo tienes que elegir tu combinación de sabores, licuar, añadir la mezcla al molde y dejar unas horas en el congelador. Puedes probar con sabores como pepino con chamoy; piña, mango y coco; mango y fresa; yogurt y moras. Si quieres combinaciones más atrevidas puedes optar por tequila con piña o vino rosa con frutas.

1 / 6