El pulgar nos permite el manejo de herramientas y diversas actividades; su mecanismo comprende cuatro huesos: 2 falanges, 1 metacarpiano y el trapecio, que permiten mover al pulgar a todas direcciones. Debido al estilo de vida actual, hemos caído en un sobreuso de los pulgares, lo que ocasiona inflamación crónica de ligamentos y tendones que antes solo se veía en mayores de 60 años. El Dr. Jorge Luis Díaz Gutiérrez advierte sobre la sensación de dolor, entumecimiento y hasta sensación de toques eléctricos en el pulgar, pues si las molestias persisten por más de 3 días, es imperativo visitar a un especialista para evitar consecuencias que deriven en incapacidad o incluso cirugía.

1 / 2