¿Sabías que la naturaleza nos da un sin fín de productos que pueden ayudar a nuestra piel a tener un “glow” natural y a reparar pequeñas imperfecciones? En esta ocasión te hablaremos de los beneficios que trae a nuestra piel la sábila o aloe vera.

Ahora que estás de vacaciones y probablemente estuviste expuesta a los rayos del sol, es tiempo de que consientas a la piel de tu rostro y darle un respiro para que pueda recuperarse y conseguir la hidratación que perdió. Por ello, te daremos algunos consejos y recetas con sábila que te ayudarán a recuperar el brillo.

La sábila o aloe vera está llena de agua y nutrientes que estimulan la reparación celular, es decir, nos ayudará a regenerar la piel afectada por quemaduras leves de sol o por el acné; esto es posible gracias a que contiene vitaminas antioxidantes A, C y E, hormonas llamadas auxinas y giberelinas que ayudan a curar las heridas y tienen propiedades antiinflamatorias, entre otros componentes.

Es muy fácil conseguir alguna crema que contenga este producto, pero lo mejor que puedes hacer es agarrar la sábila directamente de la planta; así, sus propiedades estarán intactas y no tendrá ningún tipo de químico. Conseguir la planta tampoco es difícil. Puedes encontrarla en cualquier vivero. Compra una para tener en casa y así podrás hacer tus mascarillas cuando quieras.

Presta atención a las siguientes mascarillas que ayudarán a revertir un poco el daño en tu piel gracias a las propiedades de la sábila y otros ingredientes naturales.

Para la base de todas las mascarillas, lo primero que tienes que hacer es agarrar la sábila, para obtenerla. Sólo tienes que cortar una penca de tu planta y con la ayuda de un cuchillo pelarla para agarrar el gel trasparente de su interior. Cabe señalar que su olor no es muy agradable pero pensando en los grandes beneficios que traerá a tu piel estamos seguros de que el olor es lo de menos.

Una opción que puedes hacer es ponerte sólo el gel que sacaste de tu planta directamente en el rostro, ya sea que lo apliques antes de dormir y lo dejes toda la noche o lo pongas sólo durante 20 minutos y laves tu rostro con agua.

Aloe vera y cúrcuma

El poder antioxidante y antiinflamatorio de la cúrcuma se une a la acción refrescante del aloe vera para acelerar la recuperación de las quemaduras solares.

Ingredientes

1 cucharadita de cúrcuma (recuerda no poner mucho pues el cúrcuma tiene un color muy fuerte y puede manchar temporalmente tu piel dejando un tono amarillo)

1 cucharada de miel

1 cucharada de leche

Aloe vera, aproximadamente ¼ de taza

Con todos los ingredientes, prepara una pasta y frótala con cuidado sobre tu rostro o aquellas partes del cuerpo quemadas por el sol. Espera a que sus activos hagan efecto en 20 minutos y enjuaga.

Úsala todos los días. Sé paciente con su aplicación y descubre en poco tiempo todos los beneficios que tiene para tratar este tipo de condiciones.

Mascarilla de aloe vera para el acné

La mascarilla de aloe vera y miel es un tratamiento que ofrece muy buenos resultados en casos de acné; gracias a sus propiedades ayudará a regular el ph de la piel y los componentes antioxidantes y antibacterianos de ambos ingredientes son ideales para prevenir la formación de nuevos barros y para combatir las impurezas que ya tenemos en nuestra piel.

Ingredientes

1/2 taza de gel de aloe vera

2 cucharadas de miel

Lo único que necesitas hacer es mezclar perfectamente los ingredientes. Para aplicarla debes limpiar la piel del rostro; una vez realizado esto, aplica la mezcla sobre las zonas del rostro más afectadas, deja actuar durante unos 30 minutos y retira con agua tibia o fría. Repite el tratamiento cada 2 días.

Cabe señalar que si el problema de acné es severo, lo mejor es visitar a un dermatólogo para que sea él quien te dé el tratamiento adecuado.

Recuerda que como todo producto, para obtener resultados debes ser constante en su aplicación, así que ten paciencia y verás los resultados que brindan las propiedades de la sábila.

1 / 6