La Navidad es una época que puedes aprovechar para compartir la felicidad, ser agradecidos, y aprender valores como la solidaridad, humildad, generosidad, amor y amistad.

Más allá de estar pensando en la cena, qué ropa estrenar o los regalos navideños también puedes aprovechar para hacer una buena acción y compartir la alegría con otras personas que no siempre disfrutan la navidad de la misma manera que tú. ¿No se te ocurre nada? ¡Nosotros te damos algunas ideas!

Acude a algún albergue y apúntate para ayudar a preparar la cena navideña, decorar o llevar regalos; lo importante es donar tu tiempo a alguna asociación benéfica.

Recolecta juguetes con tus amigos y entrégalos a los niños de alguna comunidad de escasos recursos.

Prepara sándwiches o un platillo de fiesta y obséquialo a las personas que esperan en los hospitales.

Dona sangre en algún hospital, ¡siempre hay alguien que la necesita!

Visita un hogar de adultos mayores para platicar con ellos y averiguar qué les gustaría recibir de regalo; luego reúnete con tus amigos y conviértanse en un “Santa” para los abuelitos sin hogar.

Dona dinero a alguna asociación benéfica de tu confianza.

Realiza una limpieza de playas, parques o algún otro espacio público.

Ayuda a alguna familia de escasos recursos a tener una rica cena navideña o invítalos a celebrar en tu casa.

Realiza tarjetas de Navidad y obséquialas a las personas que te encuentres en tu camino, verás cómo les arrebatas una sonrisa al instante.

Ayuda a una persona en situación de calle a cambiarse el look y consentirse en un salón de belleza.

Recolecta croquetas para algún albergue de animales o reparte alimento a los perros y gatos en situación de calle.

Planta un árbol.

Reúnete con algunos de tus amigos, preparen un look muy navideño y salgan a las calles a repartir abrazos. Pueden igual preparar galletas y armarlas en bolsitas para regalar a las personas con las que se encuentren.

Si sientes que el tiempo está muy metido o estás muy ocupado en estas fechas, puedes optar por ayudar a alguna asociación que ya tenga planeada su actividad navideña y le haga falta algún tipo de recurso. Otra opción es a través de Paypal en la que te dan la opción de apoyar a la Cruz Roja Mexicana y a la Unicef, además esta plataforma donará un 1% adicional al total de lo que se recaude. Las donaciones se pueden hacer a través de su sitio web y se reciben hasta el 31 de diciembre.

Contribuir con una buena causa cada vez es más fácil gracias a las redes sociales, así que conviértete en el Santa esta Navidad y ayuda a que más personas tengan una gran sonrisa.

1 / 7