Cada vez que el año termina queremos celebrarlo con toda la energía y comenzar el siguiente con actitud para cumplir nuestros propósitos o iniciar una nueva etapa. ¿Aún no sabes cómo celebrar el final del 2017? Tenemos algunas ideas para ti.

A lo mejor y te toca cocinar y quieres hacer algo diferente, pero siempre terminas con el mismo menú. ¡Este es el momento perfecto para innovar! Puedes preparar cualquier platillo, Año Nuevo no requiere de etiquetas para celebrarse. Una parrillada es perfecta para compartir con tus amigos, una noche de hamburguesas al carbón o de pizzas caseras también pueden ser una buena opción.

Decoración con estilo

Lo más divertido de Año Nuevo es que puedes decorar como tú quieras, todo es válido. Puedes dejar sombreros en las mesas o colgar pequeños ramos de doce globos para variar al pedir los propósitos. También puedes hacer letreros o accesorios para acompañar las fotos y hacerlas más divertidas. Además de la decoración, puedes optar por una fiesta temática, ¿por qué no en lugar de vestidos llenos de glamour optan por divertidas pijamas? Disfraces infantiles, pinturas neón, colores dorado y plata o cualquier cosa que se te ocurra, la idea es innovar en la fiesta. ¡Consigue luces de bengala para tus invitados!

Música es igual a bailar

Ni pienses en utilizar el Año Nuevo como un pretexto para la música triste que te pone nostálgico. Si lo haces el primer día, lo harás los otros 364. Haz un playlist con canciones que no dejen que tus invitados se sienten más que a la hora de comer. En las fiestas, los gustos musicales que nos avergüenzan, son los perfectos para ambientar. Si de plano no tienes tiempo, entonces no te preocupes porque en Spotify seguro encuentras una lista perfecta para la ocasión.

Rituales de Año Nuevo

Siempre hay un propósito que deseamos cumplir y para ello tenemos una especie de ritual especial como utilizar una prenda roja para conseguir el amor, pasear por la calle con una maleta para hacer ese viaje que has planeado por siempre, prender velas de colores para atraer todas las vibras positivas a tu hogar o barrer para sacar todo lo negativo. No importa cuál sea tu técnica, lo importante es que tengas en cuenta que además del ritual tendrás que poner manos a la obra para alcanzar tus objetivos. No olvides que creer es crear.

Propósitos que se vuelven metas

¿Cuántos años has repetido un mismo propósito? Muchos se lo toman a la ligera, pero hay quienes siguen esto al pie de la letra. Haz tus propósitos y no te desesperes. Recuerda que la mayoría suelen ser a largo plazo. Trata de dividirlos para que te mantengas trabajando en ellos todo el año y no dejes nada para otros días. Pequeñas acciones diarias marcarán la diferencia; además no olvides llevar un registro de tus avances para motivarte y premiarte con pequeñas recompensas.

1 / 8