Los arquitectos Roxana Álvarez Burillo y Abraham Siqueff Millet decidieron comenzar un negocio juntos hace dos años, después de ver que sus estilos se complementaban de una manera increíble, haciendo de su trabajo algo diferente y del gusto total de sus clientes.

Enfase comenzó a inicios de 2017 mientras los dos socios trabajaban por separado (Rox en Desnivel Arquitectos y Abraham en la Constructora Brisas); los contrataron para una pequeña remodelación y en sus ratos libres y fines de semana se juntaban para diseñarla. Gracias a ese proyecto, se dieron cuenta que trabajaban muy bien juntos y, a pesar de tener estilos opuestos, el resultado final era una combinación armoniosa y única.

En noviembre de 2017 tomaron la decisión de dejar sus respectivos empleos, después de un viaje de un mes por Asia que tenían planeado, el cual les abrió los ojos a diferentes estilos arquitectónicos y técnicas constructivas en climas similares al de Yucatán. En enero de 2018 empieza Enfase Arquitectura Convergente.

Desde pequeños se dieron cuenta de que les llamaba la atención el aspecto creativo de las cosas. Y coincidieron en que incluso de niños, Rox armaba casas para sus muñecas con lo que tuviera a la mano, y Abraham creaba escondites o casitas con los muebles de su casa; a ambos les resultaba más divertido el proceso de armarlo que jugar con los muñecos.

Abraham creció en el ámbito de la construcción dentro de la empresa familiar y, poco a poco, mientras lo iban involucrando, se fue dando cuenta de qué le gustaba. “Me fui dando cuenta de la fijación que tenía sobre el detalle de las construcciones y de la pasión que tenía por el diseño. Decidí estudiar arquitectura porque sabía que era una profesión divertida que iba a disfrutar tanto estudiarla como ejercerla”, platica.

Por su parte, Rox nos cuenta que siempre ha sido una persona muy organizada y ordenada; recuerda que desde pequeña ordenaba sus repisas y sus juguetes. “Incluso mi mamá me cuenta que para mí, jugar era acomodar ‘froot loops’ por colores y en filas. Después, al momento de elegir mi carrera, mi gusto por el orden encajó perfecto con la arquitectura, y me reafirmó la decisión el encontrar una profesión que ningún día la he sentido como un trabajo”, señala en entrevista con Plan B.

Para estos dos jóvenes emprendedores, el diseño se encuentra en todas partes, sobretodo en la naturaleza. “El diseño lo podemos ver en las texturas de las betas de la madera, en las raíces de un árbol o en las curvas del mar. Creemos que el diseño es parte de nosotros y de nuestro entorno. Como arquitectos y diseñadores, es nuestro deber ante la sociedad el proponer espacios y elementos que contribuyan en armonía a la imagen urbana de nuestra ciudad y estado, respetando nuestras raíces y tradiciones”, comentan.

Siempre están buscando inspiración en la pureza de los materiales, procuran utilizar materiales y productos de la región y también aprovechar la mano artesanal que tienen en la península de Yucatán.

En cuanto a diseño arquitectónico, los dos tienen estilos diferentes: Rox es fanática de la arquitectura contemporánea mexicana, como Luis Barragán, y se inspira en formas puras como la arquitectura de Philip Johnson o Mies Van Der Rohe. Abraham sigue una línea de diseño más deconstructivista, buscando inspiración en arquitectos como Toyo Ito o Daniel Libeskind.

Aunque tienen estilos y gustos muy diferentes, ambos coinciden en la arquitectura yucateca, buscando el uso de materiales, formas y elementos típicos de la región, pero utilizándolos de una manera contemporánea. Pero a pesar de lo anterior, creen firmemente que la inspiración más importante viene del cliente, y están conscientes que el deber del arquitecto es diseñar de acuerdo a las necesidades de las personas que van a vivir o interactuar en el espacio.

Afirman que la arquitectura es una rama competitiva, donde tienes que destacar del resto y buscar diferentes maneras para darte a conocer.

“Comenzar el despacho fue un poco lento, sobre todo por buscar clientes; incluso hubo ocasiones que tuvimos que trabajar en proyectos que al final no se concretaban sin pedir anticipos, ya que sabíamos que éramos un despacho de jóvenes con poca experiencia y un portafolio pequeño, pero poco a poco fuimos consiguiendo clientes y obras que nos han ayudado a darnos a conocer; lo más importante para nosotros es que los clientes estén felices con el resultado final, ya que unos han salido por recomendaciones de otros”, agregan en la entrevista.

También han trabajado de la mano con una empresa constructora, donde reciben consultoría para aspectos relacionados con ésta, y en la obra van de la mano con ellos, lo que logra que sus clientes pueden tener la certeza de que su inversión va a tener un resultado como ellos quieren, y el aspecto estético del proyecto se va a respetar en todo momento.

Rox y Abraham creen que el enfoque que le dan a cada uno de los proyectos es diferente, siempre teniendo en cuenta al cliente como número uno. Y ellos son los encargados de transformar sus ideas y sueños en realidad. “Siempre buscan involucrarse en todas las etapas del diseño y la construcción, ya que están conscientes de la responsabilidad que el cliente les ha confiado con su inversión”, finalizan.

Datos de contacto: 

Teléfono: 9992771938

Correo: conctacto@enfase.com.mx

Página web: www.enfase.com.mx

Facebook: @enfase.mx

Instagram: @enfase.mx

1 / 6