Seguramente ya tienes todo listo para tus próximas vacaciones de Semana santa o por lo menos ya tienes elegido el destino. Si vas a viajar por la República te conviene saber que una forma muy práctica y divertida es hacerlo en autobús. No importa si tu viaje es largo, lo cierto es que los viajes por carretera siempre nos dan un panorama mucho más rico y acabamos conociendo más de nuestro país que cuando viajamos en avión.

Si no eres de los que se espanta y confías en tu instinto aventurero, aquí te damos algunas recomendaciones para que tu viaje sea súper placentero.

  1. Ante todo: RESERVA

Ya sabemos que esto es obvio pero es algo que mucha gente pasa por alto y llega a la estación a buscar un ticket para viajar. En esta temporada vacacional más vale estar prevenido y reservar tus boletos con anticipación. Entre toda la oferta es un poco difícil estar comparando líneas de autobuses y horarios, por lo que te conviene probar con plataformas como la de ClickBus, donde la experiencia de compra es lo más fácil y rápida que te puedas imaginar además de que siempre cuentan con promociones y ofertas.

  1. Ir con tiempo a la estación

Ya que tienes tus boletos y todo listo, recuerda que el día de tu viaje debes llegar con mucho tiempo de antelación. La mayoría de compañías recomiendan estar en la estación de autobuses entre 30 minutos y una hora antes de la salida. Este tiempo puede salvarte de cualquier imprevisto y mucho más si no conoces la terminal o el andén donde se ubicará tu autobús. Ten en cuenta que en Semana santa la concurrencia aumenta y con ello el riesgo de perder tu viaje.

  1. Elige tu asiento para viajar

¿Cuál es el mejor sitio dentro del autobús? Esta es una pregunta muy controversial, pues alguien puede preferir no tener nadie delante que recline su asiento y otros tantos prefieren estar en el pasillo para poder levantarse y salir más rápido. Es prioritario tener suficiente espacio para estirar las piernas, por lo que deberás fijarte en los autobuses que tienen más espacio adelante en la primera fila o los que están junto a la entrada.

  1. Llevar ropa cómoda

Olvidemos la ropa y calzado apretados, los complementos, demasiados accesorios o tacones. En resumen, viajar en autobús no es momento para el glamour y más si piensas viajar de noche. Es muy importante ir vestido a capas y llevar un abrigo por si acaso, pues los viajes en carretera suelen ser más fríos de lo que pensamos. Nunca se sabe si el conductor pondrá el aire acondicionado demasiado o la calefacción demasiado fuerte.

  1. Entretenimiento

Sea de noche o de día, lleva tu propia música, series, películas o algún videojuego para pasar el rato en caso de necesidad. Si puedes llevar un libro que no has terminado o algún libro de juegos mentales te va a ayudar a matar el tiempo. Seguro habrá momentos en que lo más especial será mirar por la ventana y contemplar el paisaje.

  1. Lleva provisiones

Aunque en los viajes largos en autobús se suelen hacer paradas en áreas de servicio, quizá será mucho mejor llevar algunos snacks preparados desde casa y así no gastas de más. Eso sí, aprovecha las paradas para ir al baño y estirar las piernas.

Viajar en autobús es una de las experiencias más enriquecedoras, pues además de poder admirar el paisaje, podrás observar de cerca las comunidades que rodean los sitios turísticos más importantes de nuestro país. No lo pienses más y anímate a hacer un viaje largo por México.